Taoísmo: Ejercicios internos

 

LOS EJERCICIOS INTERNOSLos Ejercicios Internos son muy opuestos a los ejercicios externos. Mientras que los ejerciciosexternos tales como la natación, el box, la lucha, la halterofilia, el tenis, el kung-fu y el Karate proporcionan una silueta seductora, a menudo lo hacen agotando la energía de los órganos internos, causando entonces, no solamente un cierto número de enfermedades, sino también un envejecimientoprematuro. Por otra parte, los Ejercicios Internos tienen por objetivo estimular el cuerpo entero,equilibrar el nivel de la energía y promover un funcionamiento más efectivo de los órganos internos.Los Ejercicios Internos expresan el arte de curarse espontáneamente. Si se transgreden las leyesde la naturaleza, de ello resultará una enfermedad. Si no se tiene nunca una enfermedad benigna, unaenfermedad seria no se declarará jamás; si jamás se tiene una enfermedad seria, no se moriría, porque se cree que la muerte es el resultado final de la acumulación de numerosas enfermedades durantetoda la vida. Sin embargo, el hecho de no padecer de ninguna enfermedad no garantiza la inmortalidad física, pues el cuerpo debe ser capaz de asimilar el influjo de energía suplementaria que, al final,lo transformará en vehículo liberado del tiempo y del espacio. Los Ejercicios Internos forman la basedel Taoísmo justamente porque satisfacen a esta doble exigencia.Los Ejercicios Internos se dividen en tres categorías:a) El Ejercicio del Ciervo, destinado a producir y a equilibrar las secreciones de las glándulas endocrinas.b) El Ejercicio de la Grulla, destinado a fortalecer los órganos en el interior del tronco. Aunqueestos órganos estén controladas par el sistema nervioso autónomo, el ejercicio de la Grulla permite equilibrar la energía y de ese modo promover un funcionamiento más regular de estos órganos.c) El Ejercicio de la Tortuga, destinado a ayudar al individuo a fortalecerse, relajarse, y por última a controlar el sistema nervioso por completo.Además de los ejercicios precedentes, existen otros para fortalecer los miembros, los músculos ylos huesos. Es preciso calcular generalmente tres meses para ser capaz de efectuar bien estos ejercicios. Y aquí se debe hacer una observación importante, es que el arte de curarse una mismo, que es elresultado natural cuando se hacen estos ejercicios regularmente, está garantizado.La segunda categoría de los Ejercicios Internos se llama la Meditación Meridiana, la Meditaciónde la Vuelta al Mundo a simplemente la Contemplación Taoísta. Las vías por donde circula la energía en todo el cuerpo se llaman meridianos. La Meditación Meridiana es pues una técnica cuyo fin esestimular la corriente de energía a lo largo de estas vías y equilibrar al mismo tiempo la energía en elinterior del cuerpo. Al afirmar que el hombre es el microcosmo y que el universo es el macrocosmo,debemos ir más lejos y decir que es preciso unificar los dos. A través de la meditación, es en primerlugar el cuerpo, el espíritu y la inteligencia que se unen totalmente y concientemente. En la siguienteetapa, el individuo es estimulado de manera total e inseparable por la energía universal o cósmica.La acupuntura así como el “acupressing” generalmente son utilizadas en beneficio de otro. Siguiendo el entrenamiento inicial, la Meditación Meridiana requiere de seis meses a diez años de práctica.La tercera categoría de los Ejercicios Internos es la Respiración Cósmica o Respiración de laEnergía. Son ejercicios que permiten la absorción de la energía por los puntas de acupuntura que seencuentran sobre los meridianos que atraviesan el cuerpo. En la vida cotidiana la energía se consumeconstantemente, por eso mucha energía es necesaria para defenderse de la debilidad, la enfermedad yla muerte. La Respiración de la Energía constituye así un grado vital para la curación de uno mismoy forma un lazo indisoluble con la energía que impregna el universo. La perfección de la Respiraciónde la Energía requiere, al igual que la Meditación Meridiana, de seis meses a diez años de práctica.El Taoísmo como sistema en cuatro partes cubre todos los aspectos de nuestra vida cotidiana.Tiene como meta satisfacer enteramente nuestras necesidades físicas fundamentales de tal manera

que podamos progresar lentamente pero seguramente, con una confianza acrecentada sin cesar, sabiendo que un día alcanzaremos el objetivo deseado. Los beneficios que animan al corazón y que secosechan inmediatamente gracias a la aplicación sincera y desinteresada en cada uno de los ejercicios, bastan para hacer penetrar en nosotros una especie de fervor que nos hará avanzar a lo largo delcamino.No deberíamos estar obligados a buscar un supuesto desarrollo espiritual -éste debería ser el resultado natural de nuestras acciones cotidianas. No es necesario insistir en la vida espiritual, ni ocuparse del estado de nuestra alma, porque lo divino es puro y omnipresente; siempre fue así y serásiempre así. Primero deberíamos interesamos en nuestro cuerpo físico y ver de qué manera podemosutilizar el tiempo que disponemos para ir más allá del aspecto degenerativo del día, para alcanzar elnivel donde, nosotros también, podremos vivir en el Tao.

LA TEORÍA DE LA ENERGÍAEl fundamento de la vida, del nacimiento, y del cambio es Qi (la energía); todas las miríadas de cosas del cielo y de la tierra obedecen a esta ley. Qi rodea el cielo y la tierra, en elexterior. Qi las estimula, en su interior. La fuente de donde el sol, la luna y las estrellas toman su luz, el trueno, la lluvia, el viento y la nube en su existencia, las cuatro estaciones ylas minadas de cosas su origen, su crecimiento, su cosecha y su troj; todo esto aporta Qi. Lavida del hombre depende íntegramente de este Qi.Nei ChingLos antiguos textos chinos, que exponían las teorías de base según las cuales la energía alimentatoda vida y toda materia en el cosmos, fueron escritos, para hacer comprender los principios científicos de base, en un estilo que llamaba la atención, incluso de los que no estaban inclinados al estudioserio de la ciencia. No es necesario deducir que las barreras entre los modos de la vida artística, científica y práctica eran tan claros, y ofrecían un grado de especialización tan marcado que los que caracterizan la vida moderna. El hombre completo, tal como existía en la China antigua, constantemente se esforzaba por mantener el equilibrio entre los diferentes modos de vida -artística, científica ypráctica. El científico no hacía gran esfuerzo para anotar sus observaciones en un estilo que hoy se lollamaría “poético”- esto surgía naturalmente. La Edad de Oro de la civilización china se caracterizapor la transmisión colmada de imágenes de los principios científicos como testimonio de la integración del arte y de la ciencia.Es muy posible que los principios de base de la ciencia médica china, porque son enunciados demanera poética, sean rechazados por muchos hombres de ciencia modernos, afirmando que son “nocientíficos”, “puramente filosóficas”, “místicos” y “primitivos”. Pero estas razones que justifican elrechazo de los principios tradicionales, de la parte de los científicos modernos, lejos de mostrar unalto grado de conciencia objetiva, sugieren al contrario, una enorme brecha entre la ciencia y un verdadero “arte de vivir”. Los principios de la ciencia médica china y el método de los Ejercicios Internos, tales como llegaron hasta nosotros a través de los siglos, pueden aplicarse del mismo modo queen el pasado, pero debemos interpretarlos comprendiendo correctamente la forma poética que los envolvió como en un relicario durante siglos

LA NATURALEZA DE LA ENERGÍALa energía es una fuerza dinámica que fluye en un flujo continuo y circula a través de todo elcuerpo. Mucha gente, y esto es admisible, reemplaza la palabra ‘energía” por la palabra “vida” puesto que la diferencia entre las dos palabras es tan sutil que escapa a todos excepto al lingüista. Cadatérmino es vital para desarrollar una comprensión exacta de la teoría de la energía tal cual se aplicaal cuerpo.Para todos los efectos, se puede decir que la vida es una “indicación” de la energía en el interiordel cuerpo. Todo lo que viene a la mente al escuchar la palabra “vida” -el hecho de respirar, de hablar, de dormir, de comer, incluso la aptitud para leer, para pensar, sólo puede ser realizado gracias ala energía en el interior del cuerpo. Invariablemente esto se aplica a las funciones o a las actividadesque no son perceptibles de manera evidente; por ejemplo, el proceso metabólico en el interior decada célula particular no podría cumplirse sin energía para sustentar estas funciones. La energía es elfundamento de las estructuras sólidas aparentes del cuerpo y de todo lo que se refiere a su anatomía.Porque ¿qué es una estructura sólida tal como un hueso, sino una masa de células vivientes? Todaslas formas de vida y las funciones vitales, tanto anatómicas como fisiológicas, son sustentadas por laenergía en el interior del cuerpo y al mismo tiempo la consumen.

Aunque la mayoría de la gente supone que la materia es inerte y completamente sólida o compacta, es la energía la que une los protones, los electrones y los neutrones en el interior de cada unode los átomos. La materia inanimada es simplemente la energía con una rapidez de vibración diferente de la de las otras formas de vida. “La energía es entonces el fundamento absoluto para todas lasformas de vida y de materia en el universo”.El hecho de desarrollar la comprensión de la energía y de todo lo que se refiere a su expresióncientífica -en este caso, en el interior del cuerpo humano- permite a un adepto que practica la acupuntura poner en marcha los supuestos milagros que la tradición atribuye a esta ciencia antigua. Teniendo un conocimiento perfecto de la manera precisa según la cual la energía circula en el cuerpo,un practicante experimentado puede manipular, para su provecho, esta fuerza muy sutil y dominante.Como la energía alimenta todas las funciones vitales asociadas con el cuerpo, la posibilidad de regular esta energía nos permite igualmente regular estas funciones que la energía sustenta; de la mismamanera, las disfunciones o las enfermedades del cuerpo pueden ser eliminadas al suprimir el desequilibrio de la energía que es la causa invisible del disfuncionamiento aparente. Una persona que sufre con calma una operación importante cuando es plenamente conciente gracias a la anestesia poracupuntura, es un ejemplo perfecto de lo que la comprensión de la energía y su manera de estimulara] cuerpo, permite a un médico hacer.Se considera que la comida y el aire son las primeras fuentes de la energía utilizada por la vidacotidiana antes que un combustible para el metabolismo del cuerpo. Sin embargo, la energía no proviene del aspecto tosco de las moléculas de la comida y del aire sino de lo que se puede llamar suesencia “vibratoria” o su electromagnetismo. Por ejemplo: los elementos nutritivos de cualquier comida pueden ser reproducidos exactamente en el laboratorio de un bioquímico, pero no se puede alimentar la vida durante un largo período ingiriendo solamente esta comida sintética, es posible obtener cada vitamina, cada elemento mineral y químico que compone un huevo, y a pesar de ello es imposible transformarlos en algo que parezca vagamente a un verdadero huevo. Lo mismo, un individuo no puede vivir durante un lapso prolongado, con el oxígeno puro obtenido por métodos de laboratorio, o en una pieza en donde el aire es proporcionado por un acondicionador de aire. En todos estos aspectos falta algo, y ese “algo” es “la esencia misma de la vida”, su electromagnetismo -estaenergía invisible que estimula el aspecto tosco de las moléculas de todo objeto.El electromagnetismo es una fuerza que la mayoría de nosotros no conoce muy bien. Fueron lossabios occidentales quienes verificaron de manera ingeniosa la existencia del electromagnetismo,aportando de ese modo un medio de explicación lógica de numerosos fenómenos hasta entoncesinexplicables, resultando del tratamiento por acupuntura así como beneficios para la salud obtenidosgracias a la práctica de los Ejercicios Internos. En resumen, el electromagnetismo es una fuerza deintensidad que baña las estructuras atómicas de toda cosa, incluso la atmósfera circundante. Porquees una fuerza natural, se relaciona con la energía en el interior del cuerpo. Cuando las agujas pinchanla piel durante una sesión de acupuntura, éstas actúan como antenas que hacen pasar la energía magnética del aíre al interior del cuerpo. De la misma manera, los Ejercicios Internos actúan estimulandolas facultades naturales del cuerpo para restablecer el nivel de energía consumido por la vida cotidiana.LOS MERIDIANOSLa energía circula a través de todo el cuerpo a lo largo de minúsculos canales llamados “meridianos”. Es indispensable comprender la naturaleza de los meridianos y su función -que es la de suministrar energía a cada célula del cuerpo-, si se quiere dominar las técnicas de los ejercicios de la respiración y de la contemplación en el sistema de los Ejercicios Internos estimulantes.Los medios por los cuales se creó al hombre, los medios por los cuales se producen las enfermedades, los medios por los cuales se cura al hombre, los medios por los cuales surgen las

enfermedades: los doce meridianos son la base para toda teoría y todo tratamiento. El meridiano es lo que decide la vida y la muerte. Con él cien enfermedades pueden ser tratadas.Nel ChingRespecto de los meridianos, el Dr. Kim Bong Han de la Universidad de Pyongang en Corea delNorte, después de haber realizado una vasta serie de experiencias, llegó a la conclusión de la existencia real de estos canales de energía. Señaló que los meridianos estaban compuestos en realidad poruna especie de tejido histológico hasta entonces inadvertido por los científicos que creían que losmeridianos eran solamente líneas “imaginarias”, antes de las experiencias del Dr. Kim. Advirtió quela estructura y la función del sistema meridiano eran completamente diferentes de las del sistemanervioso, circulatorio o linfático.Los meridianos son canales simétricos bilaterales cuyo diámetro es de 20 a 50 milimicrones. Seencuentran en la superficie de la piel y tienen una delgada pared membranosa cubierta por un fluidoincoloro y transparente. Cada uno de los meridianos principales se ramifica en un laberinto de ramassecundarias, de las cuales algunas proporcionan energía a las zonas adyacentes, mientras que lasotras alcanzan por fin la superficie de la piel. Allí donde las ramas logran llegar a la superficie de lapiel se encuentran los puntos ilustrados en el esquema de acupuntura. A menudo muchas ramas, viniendo de canales principales diferentes, convergen en un solo punto. Estimulando este punto se puede actuar sobre la energía de muchos canales al mismo tiempo. Los meridianos están rodeados porvasos sanguíneos que son particularmente abundantes alrededor de las ramas individuales partiendode cada uno de los meridianos principales. La hemorragia que ciertos pacientes sufren después déuna sesión de acupuntura indica que el médico no dio en el punto preciso de la superficie de la piel yque perforó uno o muchas pequeños vasos que rodean a este punto.Luego de haber realizado muchas experiencias, los científicos descubrieron que los meridianosson pasajes para la electricidad. Esto condujo a la invención de un aparato llamado el “Detector dePuntos” aparato que indica los puntos donde las ramas de los meridianos alcanzan la superficie de lapiel. Hoy, la calidad de la impulsión que circula a lo largo de los meridianos constituye el objeto deuna investigación intensiva entre los científicos chinos, mientras que muchos investigadores occidentales tratan de determinar corrientemente cuáles son las asociaciones posibles entre los meridianos y el sistema neurovegetativo.El sistema meridiano, como estructura fisiológica, aporta un medio de mostrar la validez de numerosos principios de energía, clasificados como puramente hipotéticos -al punto que su existenciareal fue puesta en duda. Como la realidad del sistema meridiano fue verificada experimentalmentepor investigadores como el Dr. Kim, podemos concluir diciendo que la meta funcional principal deeste sistema es la de suministrar un medio efectivo de transmisión para esta energía omnipresentepero invisible, que anima todas las manifestaciones de la vida. Su delicada sutileza, cuando se loscompara con los microscópicos aspectos de cuerpo físico tosco, sugiere que los meridianos podríanser el “eslabón que falta” o el límite entre la energía pura y sus primeras manifestaciones en formade materia microscópica.“Meridiano” es una palabra sacada de la geografía, indicando una línea que une una serie de puntos alineados. Hay doce meridianos principales, uno por cada uno de los cinco órganos, de las seisvísceras, y del pericardio -mencionado aquí con el nombre de constrictor del corazón. La noción delas seis vísceras vuelve perplejos a los que no están iniciados en la medicina o en la filosofía china.Los cinco órganos son el corazón, el bazo y el páncreas, los pulmones, los riñones y el hígado. Lasseis vísceras son el intestino grueso, la vejiga, el “triple centro” (término antiguo indicando el sistema endocrino), la vesícula biliar, el intestino delgado y el estómago. El constrictor del corazón o pericardio corresponde al sistema vascular. (Sírvase usted remitirse a mi libro “El libro completo de laacupuntura” para una explicación más completa).Aunque se piense que la primera demostración científica de la existencia del sistema meridianosea el resultado de los esfuerzos del Dr. Kim, un testimonio concluyente para la existencia de los meridianos fue en realidad dado en 1937 por Sir Thomas Lewis de Inglaterra. Su informe, publicado enel “Diario médico británico” de febrero de 1937, declaraba que había descubierto un “sistema nervioso desconocido” que no tenía ningún parentesco con el sistema simpático ni con el sistema sensorial. En lugar de estar compuesto por una red de nervios, dice, el sistema recientemente descubiertoestaba compuesto por una red de líneas increíblemente pequeñas. Aunque su informe haya sido relativamente poco observado por sus colegas, fue la primera verificación concreta en Occidente del sistema fisiológico del cual la medicina china conocía la existencia desde hace miles de anos.LOS PUNTOS DE ENTRADA Y SALIDACada uno de los principales meridianos tiene, a la vez, un punto de entrada y un punto de salida.La energía penetra en el meridiano por el punto de entrada, circula a lo largo del meridiano, corre através del punto de salida y pasa a través del punto de entrada del meridiano siguiente. El punto desalida de un meridiano se conecta con el punto de entrada del meridiano siguiente por un canal secundario. A lo largo del meridiano la dirección de la corriente de energía es constante y no sufre ninguna variación después de haber atravesado el punto de entrada.Los meridianos constituyen el medio por el cual los órganos y las vísceras se comunican, y por elcual la energía estimula cada órgano y cada víscera, a medida que circula a lo largo del circuito. Lapregunta que naturalmente nos formularíamos a continuación de las ilustraciones que muestran la serie de los meridianos principales es la siguiente: “Según los datos hasta aquí dados, si un órgano ouna víscera asociada a uno de los principales meridianos se enferma, ¿no resultaría lógico concluirque- la energía estaría bloqueada o sería incapaz de terminar su ciclo de circulación?” La respuesta aesta pregunta es no, porque además de los doce meridianos principales, hay ocho meridianos extraordinarios que vigilan la circulación de la energía cuando ésta se vuelve superflua o excesiva en uno delos meridianos principales.Los ocho meridianos extraordinarios pueden, con toda razón, ser llamados “salvadores” en elsentido de que cuidan la energía del cuerpo para que continúe su ciclo de circulación sin ser bloqueada cuando uno de los órganos o una de las vísceras se enferma. La medicina china tradicional explicaque el objetivo de los ocho meridianos extraordinarios, es análogo al de las fosas de drenaje y de losdiques que algunas veces existen a lo largo de un río importante (que corresponde desde luego a losprincipales meridianos). Si por cualquier razón el río llegara a crecer o a inundar sus orillas, las fosasde drenaje reciben el excedente de agua. De la misma manera, el caudal de energía a lo largo de losocho meridianos extraordinarios no es constante, está determinado por la cantidad de energía de másen un meridiano principal.LOS EJERCICIOS INTERNO -La eficacia de los Ejercicios Internos se funda en el desarrollo de la corriente de energía apropiada en todos los meridianos del cuerpo. Cada ejercicio tiene por objeto estimular a un meridiano enparticular, o como en el caso de la Meditación Meridiana, al sistema meridiano completo. Estudiando los Ejercicios Internos Estimulantes, podemos controlar la energía misma de la cual dependetoda vida. Podemos utilizar entonces esta energía para curamos nosotros mismos del mismo modoque los otros y asegurar nuestra salud permanente, nuestro crecimiento espiritual y también nuestrainmoralidad potencial.

EL CIERVO, LA GRULLA Y LA TORTUGAEl Ciervo, la Grulla y la Tortuga constituyen el fundamento sobre el cual se apoya el arte taoístadel Chi-Kong o Ejercicios Internos estimulantes. Estos tres ejercicios, al igual que los otros presentados aquí, fueron perfeccionados por los antiguos Taoístas gracias a un estudio profundo de los principios naturales de la curación.La continuidad diaria de los ejercicios favorece no solamente la inmunidad contra la enfermedady el dolor, sino también un maravilloso sentimiento de bienestar que surge del corazón del individuo.Ellos representan un grado que toda persona minuciosa puede vencer fácilmente con miras a transformar el cuerpo desde lo material hasta lo eterno. Los chinos admitían que todo el mundo no podríasufrir tal transformación durante su existencia. Sin embargo, insistían en el hecho de que los ejercicios deben realizarse a un ritmo cotidiano para poder obtener al menos una salud perfecta y la felicidad durante toda su existencia. Tenían la impresión que cada hombre y cada mujer tenía el derechode vivir una vida liberada de todo dolor físico, de alteraciones mentales y del egoísmo del espíritu.En una época en que ¡a mayoría de la gente enfoca el hecho de envejecer con un sentimiento de agitación, este sistema de los Ejercicios Internos representa un viraje decisivo apasionante.El stress -que proviene del medio ambiente, de la sociedad o de uno mismo- engendra el miedo yla’ enfermedad. Hoy en día el hecho de envejecer evoca imágenes de hipertensión arterial, de arteriosclerosis, de embolia, de cáncer y de todas las enfermedades que se pueden imaginar. En estos últimos tiempos, los occidentales no encontraron muchas soluciones para terminar con el atraso. Hemos dejado nuestro cuerpo y nuestro espíritu debilitarse con sólo una esperanza superflua para retrasar el proceso de envejecimiento y alejar las enfermedades durante un cierto tiempo. Sin embargo elobjetivo principal de los Ejercicios Internos es “fortalecer nuestro cuerpo y nuestro espíritu”. Ellostienden a tonificar todos los sistemas internos, incluso el sistema emocional y espiritual. Efectuandoestos simples ejercicios a un ritmo cotidiano, podemos enfocar la vejez con un sentimiento de tranquilidad y de interés, sabiendo que producimos en nosotros, año tras año, un sentimiento interior devitalidad solamente porque llevamos una vida liberada del temor de las enfermedades futuras y de ladebilidad debida a las enfermedades actuales. Únicamente cuando hayamos desarrollado este sentímiento de libertad y esta vitalidad interior podremos crear una base fértil sobre la cual nuestra verdadera naturaleza espiritual podrá alcanzar su plenitud. Y es sólo entonces que podremos tratar de tender a la transformación de nuestro cuerpo material para conseguir el eterno.El estado de armonía da la impresión que ya no hay más ni bien ni mal, ni positivo o negativo, niesto o aquello, ni enfermedad o temor. Cuando un hombre sana a menudo es necesaria recordarle loque antes lo hacia sentir mal. Cuando se llega a este punto, fácilmente se tiene tendencia a abandonar

toda ejercicio. Entonces se puede volver a caer por descuido en la debilidad y en la enfermedad. Porconsiguiente, es necesaria primero un gran sentida de la disciplina para perseverar, como se debe hacer en todo esfuerzo. Esperamos sin embargo,que se desarrolle en aquel que practique los ejercicio,un sentimiento interior de disciplina, sentimiento que lo o la hará avanzar con un movimiento de interés constante. Este movimiento proviene de la comprensión del completo desarrollo y del sentimiento de bienestar aportado por la práctica continua de estas Ejercicios Internos.Los Ejercicios Internos son fáciles de hacer, no exigen gran actividad ni mucho tiempo. Es un regalo de los antiguos Taoístas al mundo occidental, y si se los utiliza con seriedad y apreciando su valor preciso, ampliamente valdrá la pena dedicarles tiempo y energía. Fueron perfeccionados segúnlas leyes naturales de la curación, y no es preciso apresurarse a “dominarlos”. Tome su tiempo y dejeque cada ejercicio haga nacer una sensación, y será recompensado por abundantes tesoros.Nosotros seguimos de muy cerca la progresión antigua establecida hace siglos por la práctica delos Ejercicios Internos Estimulantes. Se comienza con el Ciervo, la Grulla y la Tortuga, y se continuacon los otros ejercicios que actúan para curar los sistemas internos y externos del cuerno. Una vezque se tiene el dominio de estos primeros ejercicios, se pasa a las técnicas de meditación y de respiración. Las prescripciones especiales para la curación pueden ser seguidas cada vez que sea necesario. Se puede lograr la competencia y liberarse de numerosas debilidades y enfermedades anteriores,de tres a seis meses después del comienzo de los primeros ejercicios. Sin embargo, la competenciaen las técnicas de meditación y de respiración puede exigir de uno a veinte años. Los beneficios seacumulan en el transcurso del proceso, y esto nos permite observar sus progresos de vez en cuando.Esperamos que el sentimiento creciente de vitalidad y de bienestar que usted experimentará bastepara que se mantenga en la vía del enriquecimiento físico, mental y espiritual.EL CIERVOLos antiguos Taoístas comprendieron que elcuerno humano no podría vivir si no tuviera uncontinuo aporte de energía en los tejidos y los órganos. Se dieron cuenta que la salud era un estadode equilibrio de la energía en el interior del cuerpo yque la enfermedad aparecía cuando había agotamiento de la energía o debilidad. Mucha energíaque necesitamos viene de los alimentos que comemos y del aire que respiramos. Sin embargo, asícomo un automóvil costoso, el cuerpo debe estarcuidadosamente regulado sí se quiere que funcione bien y que utilice la energía en su máximo nivel. A través de los siglos, las siete glándulas. en elinterior del cuerpo fueron consideradas como centros de energía, responsables de la regulación de la corriente de la energía en los diferentes sistemas del cuerpo.Las siete glándulas del cuerpo son, en orden ascendente:las glándulas sexuales (macho: próstata y testículos; hembra: los ovarios, el útero y las glándulas mamarias o senos) que regulan la secreción de la hormona, la energía yla reacción sexual y la reproducción; las glándulas suprarrenales que suministran el funcionamiento de los riñones, de la piel y de la columna vertebral; el páncreas que -ayuda a controlar la digestión, el porcentaje de azúcar enla sangre y el calor del cuerpo; el timo que gobierna alcorazón, los pulmones y los huesos del cuerpo; la glándula tiroides que mantiene el metabolismo de las células delcuerpo; la hipófisis que rige la mente, la inteligencia, lamemoria, la cordura y el pensamiento; y la glándula pineal que afecta directamente a las otras glándulas por sussecreciones y gobierna nuestra comunicación en un planoespiritual.Se puede representar las siete glándulas como recipientes vinculados uno al otro por una serie dearterias o de tubos. Cada recipiente (glándula) depende de los otros por su abastecimiento de líquido (energía). Si el recipiente A (las glándulas sexuales) se llena de líquido, este fluido circulará lentamente a través de las arterias hasta los otros seis recipientes. Lo mismo, si el recipiente C (el páncreas) llegase á perder una cantidad excesiva de su fluido (por un escape cualquiera), cada uno de losotros recipientes daría una parte de su reserva para volver a establecer el equilibrio en el interior delsistema. La energía circula en nuestro cuerpo de manera similar. Se produce un estado de debilidad ode predisposición a la enfermedad cuando un sistema, o en este caso una glándula es, a causa de unacierta razón, privada de energía. Nuestra tarea consiste entonces, no solamente en restablecer el equilibrio de la corriente de energía para superar esta debilidad, sino también en estimular la corriente deenergía para elevar al máximo su nivel en el interior del cuerpo. Gracias a este incremento de laenergía, podemos suprimir nuestra debilidad del momento y curarnos, y también podemos utilizar elnivel superior de la energía para dilatar nuestros centros espirituales.Las glándulas sexuales constituyen la base del sistema glandular. Los Chinos designan a estasglándulas las siete casas de base del cuerpo. Debemos comprender que las siete glándulas se sostienen mutuamente en un orden ascendente. Si las seis primeras glándulas no están completamente llenas, la séptima o casa espiritual no estará llena tampoco. Enseguida podemos darnos cuenta que sísacáramos a través de la cirugía, una de las glándulas del sistema, habría una pérdida permanente oun desequilibrio en el cuerpo. Por esta razón, en el sistema chino de medicina, se analizan todos losmedios de los cuales se dispone antes de realizar una operación, sobre todo si se trata de las glándulas sexuales (histerotomía o prostactectomía), porque ellas forman la casa de base que sostiene todoel resto. Sin embargo, en caso de ablación de una glándula, los Ejercicios Internos resultarían importantes por la energía continua que aportarían al cuerpo, por temor de que la persona no caiga en unestado de debilidad aún mayor. Por otra parte, no es necesario esperar que las siete casas estén llenaspara comprobar las ventajas del influjo suplementario de energía que resulta de la práctica de losEjercicios Internos. En algunas semanas se puede comenzar a notar que la energía se despierta o serecarga en el cuerpo, que los síntomas de la enfermedad se atenúan o que la conciencia y los poderesespirituales o psíquicos aumentan.Haciendo trabajar los músculos del ano y del recto, se puede fortalecer, estimular y llenar deenergía las glándulas sexuales. Esta simple acción proporciona energía al timo, que a su vez hace subir la energía hasta las diferentes glándulas que se encuentran arriba. Este ejercicio tomó el nombredel ciervo porque se observó que este animal estimulaba constantemente sus glándulas sexuales agitando la cola de un lado al otro durante toda su vida. En toda la antigüedad, los cuernos del ciervofueron muy apreciados en medicina. Se piensa que la eficacia del producto proviene de la circulaciónpermanente de la energía desde las glándulas sexuales del ciervo, a través de su sistema glandularhasta su cabeza y sus cuernos. En realidad, los cuernos constituyen una forma de energía concentrada, extremadamente poderosa, acumulada en forma material.

Los Taoístas comparan las glándulas sexuales con un horno que, cuando está convenientementelleno de leña y de fuego (estímulo y energía), da calor (energía) al resto de la casa (el cuerpo). Elejercicio del Ciervo es pues, un elemento de construcción de base, de fundamental importancia en elsistema de los Ejercicios Internos. El fin de este ejercicio es producir energía sexual en el cuerpo.Muchas veces cuando un individuo comprueba que su energía sexual crece, tiene tendencia a aumentar sus hazañas sexuales. El Taoísmo tiene en cuenta esta posibilidad, pero considera que la promiscuidad es una violación de las leyes naturales de la curación. Todo lo que se practica con exceso conduce a la debilidad o al agotamiento de la energía. Por otra parte, llevar una vida sexual normal y activa, sin hacer nada para recrear la energía perdida durante las relaciones sexuales, es como si se consumiera una vela en los dos extremos.Uno de los secretos para una juventud perpetua, es mantener una reserva de energía teniendo órganos sexuales fuertes. Es uno de los efectos del ejercicio del Ciervo. (Existe también un tratado especial sobre la manera conveniente para utilizar este suplemento de energía sexual). Sería imposibleaquí una larga disertación. El objetivo del autor es únicamente llamar la atención a aquel que practi-ca este ejercicio en cuanto a la posible trampa e invitar al lector a que más adelante estudie la sexología del Taoísmo.Otro efecto del ejercicio del Ciervo es reforzar los músculos del ano y del recto. A medida quepasan los años y el hombre se vuelve viejo y débil, la abertura del ano tiende a aflojarse y a ablandarse. Por eso muchas personas de edad avanzada, o bien los que perdieron el uso de los nervios quecontrolan el ano, ya sea por parálisis o un ataque, tienen mucha dificultad para controlar sus intestinos. Los músculos del ano que se atrofiaron favorecen el ataque rápido de enfermedades tales comola hemorroides y el cáncer. En conclusión, uno de los secretos para mantenerse joven en la vejez eshacer trabajar los músculos para que sean todavía fuertes.En el hombre, la próstata se encuentra detrás de los músculos del ano. La contracción de losmúsculos del esfínter hace trabajar la próstata y la favorece. Esto impide o mejora muchas enfermedades que afectan a la próstata tales como la hipertrofia debida al envejecimiento o de las alteraciones causadas por la debilidad o el cáncer. Es una ventaja para los hombres de más de cuarentaaños que tienen tendencia a tener problemas de próstata.En la mujer, la contracción del ano hace bajar la vagina y la fortalece. Este estímulo ayuda a curar y prevenir diferentes alteraciones tales como la colitis y la vaginitis así como otros problemas relacionados con la vagina y el útero.El Ciervo es entonces un ejercicio físico lo mismo que mental y espiritual. Mejora las capacidades sexuales porque reconstituye las reservas de energía en el cuerpo. Aumenta la fertilidad y la fortalece. Con el tiempo, los procesos mentales también aumentan y muchas veces resulta un desarrollode las facultades psíquicas y un sentimiento creciente de calma interior, que constituye una necesidad previa al desarrollo de nuestros centros espirituales.EL EJERCICIO DEL CIERVO PARA EL HOMBRESe puede elegir la posición más cómoda, acostarse de costado, o de espaldas, sentado o parado.(Sírvase leer el capítulo 3, “Vivir con todo el cuerpo”,para saber cuál es la mejor manera de estar sentado, acostado o parado).Primero frote muy fuerte las palmas de las manos.Esto calienta las manos y lleva la energía del cuerpo a laspalmas y a los dedos. Con la mano derecha rodee los testículos de manera que la palma recubra completamente el escroto (para realizar este ejercicio es mejor estar desnudo). No oprima; sólo se debe sentir una ligera presióncomo así también el calor de la mano penetrando en lostestículos. Coloque la palma de la mano izquierda en laregión del pubis, dos centímetros y medio por encima delombligo. Haga girar la mano ya sea en el sentido de lasagujas de un reloj o en sentido inverso 81 veces efectuando una ligera presión, de manera que un calor suave comience a hacerse sentir en la región del pubis. Luegocambie de mano sin antes olvidar frotarse muy fuerte lasmanos para producir el calor. Repita el movimiento circular Frotando 81 veces la mano derecha sobre el pubis. En el Taoísmo, el número 9 es el del Yang, o energía positiva elevada. De allí que 9 x 9 sea 81, ola energía más elevada del Yang. Entonces, se frota 81 veces en esta pose. Mientras frota con lamano, concentre toda su atención en la imagen de un fuego que crece en el interior de los órganossexuales el centro del cuerpo. Mantenga el esfuerzo de su espíritu. Esta forma de concentración, o meditación taoísta, ayuda a aumentar la energía creada por el ejercicio del Ciervo, y a unificar elcuerpo y el espíritu formando así un conjunto equilibrado.Después de haber realizado esta parte del ejercicio con cada mano, contraiga los músculos querodean el ano. Cuando se lo hace correctamente, se tiene la impresión que el aire es aspirado en elrecto. Apriete tan fuerte como pueda y aguante tanto tiempo como le sea posible sin estar molesto.Como para todos los ejercicios taoístas usted no tiene necesidad de forzar. Es contrario a las leyesnaturales de la curación y esto crea una tensión excesiva para el sistema. Haga el ejercicio hasta quese canse. Deténgase, luego retómelo cuando haya descansado. Al principio es posible que contraigael esfínter solamente algunos segundos. Persevere y después de algunas semanas, usted podrá contraer los músculos durante un buen momento sin resentirse por la fatiga y la tensión. Si lo hace correctamente, una sensación agradable lo invadirá, desde la base del ano, pasando por la columna vertebral, para llegar al extremo de la cabeza. Esto se debe a la presión que se ejerce sobre la próstata,suavemente masajeada por la contracción de los músculos del ano. De este modo, la energía sexuales derivada a través del sistema glandular hasta el extremo de la cabeza y a la glándula pineal.Cuando usted siente que llega a controlar bien los músculos del ano, puede realizar la contracción anal mientras hace la primera parte del ejercicio del Ciervo. Este ejercicio puede hacerse independientemente o al mismo tiempo que los otros ejercicios, es muy importante para fortalecer el recto y la próstata. Entre otros, este ejercicio cura o previene las hemorroides y cura las alteraciones dela próstata tales como la atonía, la hipertrofia y el cáncer. Fortifica las terminaciones nerviosas alrededor del pubis y del pene y puede servir para tratar los problemas de impotencia y de eyaculaciónprecoz. La contracción de los músculos del ano favorecerá también el desarrollo del glande o extremidad del pene, lo que dará al hombre sensaciones todavía más agradables durante las relaciones sexuales. Es fundamental aprender a controlar los músculos del ano si se quiere dominar los últimosEjercicios Internos de meditación y de respiración. Estos músculos se pueden representar con unapuerta o una cerradura. Cuando están cerradas, separan lo alto del cuerpo y permiten que la energíase cree y se junte. en el canal abdominal. Sin esta sensación de energía, será imposible estimular correctamente los órganos sexuales y a su vez, las otras glándulas del cuerpo. Es esencial entonces obtener el dominio de esta cerradura si se quiere fortificar suficientemente su sistema para comenzar aestimular los centros espirituales del cuerpo.Haga este ejercicio a la mañana cuando se levanta y a la noche antes de acostarse. (Si no lo puede hacer en ese momento, bastará una vez por día). Si se produce una erección en el momento en querealiza el ejercicio coloque el dedo pulgar que rodea los testículos en la base del pene cerca del pubisy apoye bruscamente mientras masajea la región del pubis con la otra mano. Esto impedirá que lasangre llegue al pene y aumentará al máximo la acumulación de la energía en las glándulas sexuales.(La sexología taoísta trata la cuestión del verdadero orgasmo sin eyaculación para controlar la pérdida de energía durante la masturbación o las relaciones sexuales. La Regla subraya que no se debe desear la eyaculación a continuación de este ejercicio o en otros momentos, excepto que sea con el finde procreación, porque esto disipa la energía que comenzó a acumularse a continuación de este ejercicio. El Taoísmo destaca la utilización correcta de la energía sexual, y no la supresión de la sexualidad).Es preciso practicar una higiene correcta al mismo tiempo que los Ejercicios Internos. Cada díadebemos tomarnos tiempo para lavar nuestro cuerpo entero, incluso los orificios naturales. Las convenciones sociales nos acostumbran a lavamos cuidadosamente la cara, la boca y los dientes. Muchas veces no nos lavamos el ano a causa del tabú social que rodea esta región particular del cuerpo.No obstante, tómese tiempo para limpiar el ano y los órganos genitales externos para que los microbios y las heces no puedan juntarse, lo que puede provocar infecciones, hemorroides y otras debilidades en esta parte del cuerpo. Remítase también al Saludo al Sol y a otros ejercicios dados en estelibro que actúan estimulando las regiones anales y genitales del cuerpo

EL EJERCICIO DEL CIERVO PARA LA MUJERSiéntese sobre el piso o sobre una cama adoptando una posición cómoda. Siéntese de tal modoque pueda apoyar Uno de los talones en la abertura de la vagina. Será necesario efectuar una presiónregular y bastante fuerte del talón sobre la vagina para que el talón se apoye con firmeza en el clítoris. Si no le es posible colocar el pie en esta posición, utilice un objeto redondo y duro tal como unapelota dura, para apoyar en la vagina y el clítoris. Es posible que experimente una sensación agradable debido al estímulo de la región genital y que, por consiguiente, haya una formación de energíasexual. Comience por frotarse las manos muy fuerte. Esto calienta las manos y aporta la energía delcuerpo en las palmas y los dedos. Coloque sus manos sobre los senos, de modo que sienta penetrar elcalor de las manos en la piel. Ahora frote con las manos realizando un movimiento circular hacia elexterior. La mano derecha girará en sentido contrario a las agujas de un reloj y la mano izquierda girará en el sentido de las agujas.Efectúe este movimiento circular por lo menos 36 veces y como máximo 306 veces. Alprincipio, sus brazos se cansarán fácilmente.Pero con entrenamiento y paciencia, usted podráhacer este ejercicio sin cansarse. Este movimiento de fricción de las manos se llama “dispersión”, y permite evitar o curar los tumores oel cáncer de mamas. Se puede invertir el movimiento de las manos y girar hacia el interior: enese caso la mano derecha gira en el sentido delas agujas de un reloj y la mano izquierda ensentido contrario. Esto se llama “estímulo” cuyoefecto es aumentar el volumen de los senos.Mientras frota, concéntrese a fondo en lo quehace. Esta forma de concentración o de meditación ayuda a unificar el espíritu y el cuerpo enun todo espiritual y equilibrado. Mientras haceeste ejercicio, sentirá un calor o un fuego extenderse en el pecho y/o en la región genital. Esto confirma que la energía sexual está formándose en el cuerpo.Después de haber terminado esta parte del ejercicio del Ciervo, contraiga los músculos de la vagina y del ano como si tratara de cerrar los dos orificios. Si lo hace correctamente, tendrá la impresión que el aire es aspirado en el recto y la vagina. Contraiga estos músculos tanto tiempo como pueda sin incomodarse, luego aflójelos y vuelva a comenzar. Es posible que experimente una sensaciónagradable, subiendo de la región genital, a lo largo de la columna vertebral, hasta el extremo de lacabeza. Esto proviene de la formación de la energía sexual que es dirigida, a través del sistema glandular, basta la cabeza y la glándula pineal. Como para todos los ejercicios taoístas no es necesariohacer esfuerzo. Es, y esto debería ser, un ritmo natural. La primera vez que cierre el ano, es probableque mantenga la contracción sólo por un instante, pero con el tiempo, comenzará a aumentar el nú-mero de contracciones anales como así también su duración.Cuando llegue a controlar bien los músculos del ano, usted podrá al mismo tiempo frotar las manos y realizar este ejercicio. Esta contracción de los músculos del ano y de la vagina puede hacerseindependientemente o simultáneamente con los otros ejercicios.Este ejercicio produce efectos numerosos y notables. Fortifica los músculos de la vagina y delrecto y previene o cura las hemorroides. Cura o previene las alteraciones de la vagina tales como lasinfecciones, las pérdidas, la colitis, la leucorrea y las alteraciones menstruales. Aumenta la circulación en los órganos sexuales y estimula la región del pubis. Ayuda a conservar la juventud y la belleza gracias a glándulas sexuales (útero, senos y ovarios) fuertes y llenas de energía. Permite reforzar la energía en el cuerpo y crea un aura en torno de la persona que practica el ejercicio. Tambiénayuda al desarrollo de su capacidad psíquica.No. se aconseja a las mujeres practicar este ejercicio durante la menstruación. Naturalmente, enese momento se produce un desequilibrio hormonal en el cuerpo y el ejercicio del Ciervo podríaacentuar el desequilibrio. Tampoco aconsejable que las mujeres practiquen este ejercicio durante elembarazo, porque la energía creada por el ejercicio y el estímulo acrecentado de las glándulas, podrí-an provocar un parto prematuro.Algunas mujeres pueden notar que sus reglas se detienen a causa de la práctica del ejercicio delCiervo. No deben alarmarse, sin embargo, la interrupción de las reglas es uno de los efectos secundarios saludables del ejercicio del Ciervo. En efecto, la hemorragia inútil y la pérdida de nutrición queresulta de ellas pueden ser evitadas y al contrario, utilizadas para reforzar el sistema femenino yequilibrar el organismo. El ciclo menstrual normal se recuperará al dejar la práctica del ejercicio delCiervo. No habrá efectos secundarios nocivos. Los Taoístas hablan de este fenómeno como del “regreso de la sangre” para que nuevamente pueda estimular la energía del cuerpo entero y principalmente de los órganos sexuales femeninos.Es fundamental aprender a controlar los músculos del ano si se quiere tener el dominio de losejercicios interiores de meditación y de respiración. Se puede representar estos músculos con unapuerta o una cerradura. Cuando éstos están cenados, tanto en la mujer como en el hombre, separan laparte superior del cuerpo y permiten que la energía se cree y se junte en el canal abdominal. Sin estacreación de energía, es imposible estimular correctamente las órganos sexuales, y a su vez, las otrasglándulas del cuerpo. Es esencial entonces obtener el dominio de esta cerradura si se quiere fortificarsuficientemente su sistema para estimular los centros espirituales elevados del cuerpo.Haga este ejercicio a la mañana al levantarse y a la noche antes de acostarse. Si el momento noes conveniente, bastará una vez por día. Los consejos de higiene dados a los hombres un poco másatrás son los mismos para las mujeres. Se debe cuidar el ano y los órganos genitales externos en unestado de limpieza perfecta, libres de microbios y de heces. Remítase también al Saludo al Sol y alos otros Ejercicios Interiores que actúan estimulando las regiones anales y genitales del cuerpo.-

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Photobucket