¿QUÉ ES LA SONOTERAPIA?,¿COMO FUNCIONA?

Foto: LA LEY DEL DESAPEGO Esta Ley dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico es preciso renunciar al apego a esa misma cosa. Esto no quiere decir que abandonemos la intención de crear nuestro deseo. Abandonamos nuestro apego al resultado. Esta acción es muy poderosa. En el momento en que renunciemos al apego al resultado, combinando la intención apuntada con el desapego simultáneamente, tendremos todo lo que deseamos. El apego se basa en el miedo y en la inseguridad, y la necesidad de seguridad se basa en la falta de conocimiento de nuestro Yo verdadero. La búsqueda de la seguridad es una ilusión. La solución a esta necesidad humana se encuentra en la sabiduría de la inseguridad o de la incertidumbre. La búsqueda de la seguridad y de la certidumbre no es más que un apego a lo conocido y lo conocido no es más que la cárcel del condicionamiento pasado. La incertidumbre, por su parte, es el terreno fértil de la creatividad y la libertad puras, supone adentrarse en lo desconocido en cada momento de nuestra existencia. Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades, siempre frescas, siempre nuevas, siempre abiertas a la creación de nuevas manifestaciones. Sin incertidumbre y sin lo desconocido, la vida no sería más que la repetición trillada de recuerdos gastados. Nos volvemos víctimas del pasado, y nuestro verdugo de hoy es el yo que nos queda en el ayerLa fuente de la riqueza, de la abundancia, o de cualquier otra cosa en el mundo físico es el Yo. Todo lo demás son símbolos (automóviles, casas, billetes) transitorios que van y que vienen. Perseguir los símbolos es como conformarse con un plano en lugar del terreno verdadero. Así se genera angustia; acabamos sintiéndonos huecos y vacíos, porque cambiamos nuestro Yo por los símbolos de nuestro Yo. Gentileza: Luis Nieto Edición: https://www.facebook.com/Claves.para.la.Ascension

 

Sabías que cada parte de la materia, del cosmos también nuestro cuerpo tiene su propia vibración?

La Sonoterapia es la aplicación del sonido y la música con fines terapéuticos. En distintas épocas y culturas se ha utilizado en el tratamiento de diversas dolencias físicas y mentales. Actualmente se ha comprobado que tiene una gran efectividad para ayudar a reducir el estrés, alterar la conciencia y crear una profunda sensación de paz, bienestar y salud.

 

¿Para que sirve?

Reducir la tensión nerviosa y el estrés.

Inducir una relajación completa y profunda.

Restablecer el equilibrio psico-energético.

Mejorar la confianza y la autoestima.

Mejorar el aprendizaje, la atención y la creatividad.

Mejorar la comunicación.

Ayudar a superar estados anímicos alterados.

 

La sonoterapia está siendo reconocida como un excelente auxiliar en el tratamiento del insomnio, la fatiga crónica, el déficit de atención, el desequilibrio emocional y otras afecciones relacionadas con el estrés. Asimismo, puede ser útil como terapia complementaria en el tratamiento del dolor por fibromialgia, artritis, algunos tipos de cáncer y como paliativo de los efectos secundarios de la quimioterapia. Si bien la Sonoterapia ha dado buenos resultados en el tratamiento de las afecciones señaladas, de ninguna manera sustituye el tratamiento médico convencional. Se trata de una terapia complementaria.

 

¿Cómo funciona?

Mediante la utilización de la voz y/o de instrumentos musicales , se crea una atmósfera sonora que afecta positivamente el sistema nervioso que sincroniza las ondas cerebrales y hace que todos los sistemas corporales entren en resonancia, produciendo una profunda relajación, reduciendo los ritmos cardiacos y respiratorios, haciendo que se produzcan endorfinas, sustancias que inhiben el dolor y producen una sensación de bienestar. En algunas sesiones se puede incluir canto curativo, meditaciones guiadas y visualizaciones, así como sonido neurosincronizado.

 

¿Qué es el sonido neurosincronizado?

Se trata de música o sonidos naturales tratados con tecnología acústica de punta que hacen que las ondas cerebrales se sincronicen, produciendo estados que van de la relajación profunda al desarrollo de la creatividad y la mejoría de la concentración. Combinado con la meditación guiada y las visualizaciones, son una poderosa herramienta para modificar conductas relacionadas con patrones de pensamiento negativo, como depresión, adicciones y malos hábitos alimenticios.

 

¿Cuáles son los beneficios?

Además de la relajación, el alivio del estrés y afecciones relacionadas con éste, se pueden conseguir estados alterados de conciencia, mejoría de la memoria, claridad del pensamiento, mejor concentración y autoestima. También aumenta notablemente la facilidad para dormir y la calidad del sueño durante los días subsiguientes a una sesión.

La medicina del nuevo milenio

Aunque existen diversos tipos y aplicaciones de la sonoterapia, presentaremos aquí un panorama muy breve de cómo se originó y en qué consiste.

Los seres humanos han usado el sonido para lograr profundos estados de conciencia y para curar el cuerpo durante miles de años. Los cánticos religiosos, los mantras, los cuencos tibetanos, los gongs chinos para meditación, son sólo unos cuantos ejemplos del uso del sonido. En esta época, por medio de tecnología altamente sofisticada, no sólo podemos observar el funcionamiento del cuerpo y el cerebro con un detalle sin precedente; sino que también podemos medir los cambios físicos que tienen lugar en el cerebro y el cuerpo en diferentes estados de conciencia y de salud.

Proyectos de investigación científica en todo el mundo han explorado la neurofisiología de la meditación, estados de relajación profunda e interacciones mente/cuerpo durante el proceso de sanación. En un estudio realizado hace muchos años, una simple técnica de meditación usada durante 20 minutos al día causó profundos cambios en la presión sanguínea, la habilidad para el manejo del estrés, la respuesta inmunológica y la sensación de bienestar. Esto condujo a la conclusión de que es posible entrenar al cerebro para producir estos resultados.

A principios de los años setentas la fundación Menninger realizó algunos estudios sobre yogis de la India, que se encontraban en los Estados Unidos. Los conectaron a diferentes máquinas con el propósito de medir su control sobre estados mentales supuestamente inconscientes, así como sus funciones físicas. Estos estudios dieron a los investigadores la primera muestra de cómo afecta la meditación a las ondas eléctricas cerebrales.

Alrededor de esos años; pero en forma completamente independiente, un investigador llamado Dr. Gerald Oster del Mt. Sinai Medical Center en Nueva York publicó un estudio en la revista Scientific American despecto de su investigación realizada durante los años cincuentas, sobre los efectos de las ondas de sonido sobre los patrones de ondas cerebrales. Oster había descubierto un método, usando sonido, para crear cualquier patron eléctrico deseado en el cerebro, incluyendo aquellos patrones asociados a la meditación, utilizando lo que llamó "pulsos binaurales".

Estos pulsos ocurren cuando dos tonos separados, ligeramente diferentes entre sí (para ser precisos, con una diferencia del 18 % entre ellos, a lo que se llama “ ancho de banda crítica”. La rapidez de estos pulsos es regulada por la diferencia en la frecuencia de las dos notas: por ejemplo, un tono en el canal izquierdo de 100 ciclos por segundo (Hertz) y un tono en el canal derecho de 105 Hertz generan un pulso de 5 Hertz como un patrón de interferencia.

El cerebro reacciona y reduce su función a esta frecuencia de 5 Hertz resultando, por tanto, un estado alterado de conciencia. Asimismo encontró que, al escuchar estas dos frecuencias con audífonos se originaba, además del fenómeno de entrenamiento de ondas cerebrales, una sincronización de la actividad eléctrica de los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro. A este fenómeno se le conoce como “Sincronicidad de Hemisferios.”

Lo anterior ocurre cuando dos tonos difieren en un 18 %, el cerebro no puede distinguir entre ellos. Solamente oye un solo tono con un pulso dentro de él. La rapidez del pulso que escucha es la diferencia entre los dos tonos. Sin embargo, a través de los audífonos, los hemisferios opuestos, que procesan la información de sonido proveniente de cada oído opuesto, tienen que comparar la información con el propósito de escuchar el pulso. Cuando esto sucede, sincronizan su actividad.

El desarrollo de tecnología avanzada ha facilitado este entrenamiento y obtener resultados que benefician al cuerpo y la mente en dos formas paralelas:

  1. Ayuda a curar el cuerpo con resonancia física utilizando vibraciones de frecuencias específicas.
  2. Altera estados de conciencia usando sonido con resonancia simpática (idéntica) a la función cerebral (proceso conocido como entrenamiento de ondas cerebrales).

La resonancia física es parecida a lo que hacemos cuando logramos hacer vibrar una copa de vino con la frecuencia correcta de sonido. En este caso podemos hacer resonar diferentes partes del cuerpo utilizando sonido para ayudar a su curación.

Cada órgano del cuerpo tiene diferente tamaño, densidad y masa; asimismo tiene una frecuencia fundamental que permite un balance de la función celular. Estos cambios pueden verse mediante pruebas de química sanguínea. El cerebro mismo es un órgano. Tiene un tamaño, densidad y masa únicos. ¿Cuál sería el efecto de exponer al cerebro a su propio patrón fundamental de frecuencia de vibración? Sería la normalización de su funcionamiento como un órgano, respondiendo como cualquier otro órgano respondería. Debido a que la función cerebral es coordinar y dirigir la función de todos los otros sistemas, veríamos que todos los sistemas corporales alcanzan un balance y bienestar global.

Los patrones de frecuencia de sonido embebidos en música causan cambios positivos en la función cerebral y la conciencia

Al alterar de forma precisa las señales de sonido y dirigirlas a ambos oídos, aparece un “pulso de frecuencia modulada” que ocasiona una respuesta resonante en el cerebro. Esto conduce a una coordinación de la actividad de las ondas cerebrales en ambos hemisferios, así como una reestructuración de la actividad cerebral, comúnmente asociada con una relajación profunda, reducción del estrés, creatividad, y un incremento en la capacidad de resolución de problemas e introspección. Este fenómeno es llamado “entrenamiento de ondas cerebrales.”

En la sonoterapia se utilizan tres métodos coordinados para conducir a la mente y el cuerpo a un estado de relajación profunda y balance: “sonidos primordiales,” “entrenamiento de ondas cerebrales” y “música en múltiples capas” grabados en 3D.

Los “sonidos primordiales” despierta en nuestra inteligencia orgánico-biológica, son sonidos reconocibles primordialmente por el subconsciente, sin importar raza, sexo o idioma.

El “entrenamiento de ondas cerebrales”, consiste en pulsos de frecuencias específicas que desencadenan una respuesta resonante en el cerebro.

Para obtener el efecto total del sonido en tres dimensiones y la información de los pulsos de onda cerebrales, lo que requiere “imágenes de sonido” completamente separadas a la izquierda y derecha del cerebro, se recomienda escuchar estos sonidos con audífonos, con los ojos cerrados, y la luz apagada. Usted escuchará los sonidos moviéndose alrededor suyo en un espacio tridimensional. Usted puede obtener un efecto similar utilizando bocinas si las lo coloca directamente a la derecha e izquierda de su cuerpo. De esta forma usted también podrá sentir ciertas partes de su cuerpo resonando con sonidos específicos en la música.

Nuestro cerebro proporciona todos los elementos químicos necesarios para el correcto funcionamiento
de nuestro organismo físico ,mental y anímico.
Funciona a base de impulsos eléctricos a frecuencias concretas(medidas con los EEG's)
Es normal que con el tiempo esas frecuencias pierdan el ritmo y se alteren de forma que enfermamos de diferentes maneras.
Aquí es dónde entra en juego nuestra terapia.

Desde hace tiempo se sabe que la música (frecuencias sonoras) es capaz de sanar el cuerpo y la mente,Cantos gregorianos,
tambores de indios chamanes ,cuencos tibetanos,mantras...

Gracias a los electroencefalogramas sabemos en que frecuencia trabaja nuestro cerebro en cualquier momento de nuestro
estado de salud o ánimo.

Y así es como,enseñando al cerebro a afinarse de nuevo e incluso a aprender nuevas frecuencias,podemos sanar y mejorar en muchos campos
de la salud y estado mental o anímico.

Aplicando sonidos complejos y concretos a diferentes frecuencias y con diferentes sistemas a la vez conseguimos inducir
al cerebro a generar las ondas cerebrales a la fracuéncia deseada y con ritmo exacto,de manera que,además de provocar el cambio en
nuestra salud,se memoriza el ritmo y frecuencia en nuestro cerebro haciendo que pronto no sea necesaria la "afinación" de las frecuencias
y teniendo una respuesta a largo plazo del bienestar y sanación conseguidas.

Es como afinar una orquesta que con el tiempo a perdido el temple y esta fuera de tono y ritmo,así de simple.

Nuestro cerebro controla todo el organismo,ahora podemos controlar nuestro cerebro.


Leer más: http://www.saludterapia.com/foros-medicina-alternativa/general-terapias-tecnicas/1011-audioterapia-o-sonoterapia.html#ixzz2SsKePuaK 

 


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    carolina (lunes, 23 mayo 2016 19:27)

    ¡excelente! gracias

  • #2

    Margarita (viernes, 04 noviembre 2016 17:48)

    Muy interesante, gracias

Photobucket