Linda historia de un bebe consciente del amor maternal, vinculo afectivo, terapia de contención

Si Supieran Cuánto los Amo.
El ángel de la guarda de María, estaba preocupado por su alma, a la que la mediocridad impedía reconocer los valores superiores. Por eso, tendría que decirle a su jefe: “Dios, tú amas a mi más reciente protegida, María. Todo había empezado muy bien en su familia de origen, pero luego tuvo que soportar muchas pruebas difíciles. Ella estaba en buen camino, reconociendo los valores de la solidaridad y del amor. Es cierto que no llegó tan lejos en ese camino. Admito que debió haber aprovechado mejor las oportunidades para evolucionar. En lugar de eso, se refugió en su matrimonio y ahora está en su casita, echada como una gansa bien cebada con las alas cortadas, que gusta de las comodidades. Pronto ya no recordará lo que significa caer para abajo y colar para arriba. ¡Por favor Dios, sométela a la prueba más dura y aflígela con una Cruz! Haz por ella lo mismo que hiciste por tu hijo Job.” “Yo soy quien mejor sabe cuán difícil resulta llevar la Cruz”, contestó Dios, comprensivo, al ángel guardián de María. “Le tengo a María un amor especial y por eso haré que lleve mi Cruz. Su proceso de maduración me es muy importante. Todavía tiene que hacer cosas trascendentes en su vida. Tú, ángel mío, la protegerás bien. Tú prepararás sus encuentros con personas importantes, que la ayudarán a alcanzar el conocimiento. Como mi mensajera le mandaré a una niña discapacitada llamada Lena. Gracias a esta niña, María tendrá una oportunidad especial de probar su amor y reconocer los valores verdaderos. Tendrá que abandonar su situación de mediocridad. Descubrirá dentro de ella su capacidad de amor, que le permitirá amar a esta niña a pesar de todas sus deficiencias. También aprenderá a valorar de otra forma a su marido, cuyo amor también está poniendo a prueba. Los valores materiales le importarán cada vez menos, y a cambio valorará cada vez más la solidaridad humana.Tendrá que alejarse cada vez más de su soberbia intelectual, pues para poder entender a su hija discapacitada tendrá que aprender su forma ingenua e infantil de sentir y de pensar. Así ella misma volverá a ser una niña, una de mis hijas amadas. Encontrará la entrada a mi mundo, que le está vedada a muchas personas"Cuando Lena nació era una niña hermosa, con los cabellos color del sol, tan blanca como la espuma. Parecía tan sabia y tan bienaventurada, como si viniera de otro mundo y lo primero que hizo cuando estuvo entre los brazos de su madre fue mirarla con sus enormes ojos llenos de atención y hablarle con amor directamente al corazón desde su corazón:
"Así que eres tú. A ti me enviaron. A ti te elegí como madre. Tú eres la mejor mamá para mí no encontré otra mejor en este mundo. Aquí estoy mamita. Gracias a mí aprenderás cosas importantes"María la observó cuidadosamente y mientras millones de pensamientos corrían por su mente, Lena volvió a mirarla profundamente. Como si la pequeña estuviera sellando su relación al tiempo que le decía:
“No tengas miedo, mamá las dos somos fuertes. No nos hundiremos. También lo malo lo vamos a superar juntas. Acepta la señal de mi fidelidad”
A pesar de los primero inconvenientes, deseando que esto fuera una pesadilla y del cual María algún día iba a despertar con una Lena diferente, pero eso no sucedería, esta era la realidad, tomar conciencia de las idas y venidas a los médicos, esperando que alguien tuviera otro diagnóstico, o una solución mágica, pero en el fondo sus padres sabían la realidad, ya tenían la respuesta. Muchas lágrimas, muchos porque a mí, que hice para merecer esto… que voy a hacer, y pensamiento tras pensamiento…. Mientras alimentaba a la pequeña, algunas lágrimas caían sobre su rostro…
“Quiéreme, mamá… percíbeme mami, tengo una importancia extraordinaria par ti…”Había días en que María se sentía verdaderamente abatida, triste y sin fuerzas, veía crecer a su hermosa niña y nada era normal, Lena no se comporta como todos los niños, como ella misma vivenció con su hija mayor. ¿Por qué, por qué, que hice mal?…
“Tu mirada escrutadora duele, mamá. Cuando leo en tus ojos la duda de si me querrás o podrás amar si no me desarrollo de manera normal, estalla en mí un dolor insoportable, de nodo que no te puedo mirar. Prefiero no escucharte. Me tengo que alejar de ti y, sin embargo, más fuerte es entonces también el impulso de acercarme a ti. No te puedo perder. Entonces, me ato a ti como mejor puedo. Te jalo de los cabellos, trepo por tus jeans cuando hablas por teléfono, cuando vamos de compras tiro de tu mano para conducirte en dirección opuesta a la que tú quieres ir y grito terriblemente si no quieres venir conmigo”
¿Por qué se comporta así la niña?, ¿Quizás la consentimos demasiado?, ¿Quién de nosotros cometió un error?, ¿Por qué no habla? ¿Se golpearía en la cabeza sin darnos cuenta? ¿Quizá la dejó caer mi esposo mientras estaba ebrio? O…
“Mamá, querida mamá, cada vez me cuestionas más. Te estás alejando de mí. El vínculo que nos une es cada vez más frágil. Yo quiero y tengo que ocuparme de que ese vínculo no se rompa. Pero no a través de la vista y el oído. Tus miradas llenas de dudas, tus preguntas y exigencias que no puedo cumplir son demasiado dolorosas para mí. Tengo que percibir y sentir el vínculo contigo. Entonces, utilizo mi sentido del tacto. Tengo que experimentar con hechos y enérgicamente que me perteneces, que me atiendes, que eres predecible.”María corre de especialista en especialista, de clínica en clínica. Todos los expertos coinciden, no hay diagnostico peor que este para ti, esto es así o…
“¿Qué significo para ti? Me miras a través de las curvas del electroencefalograma, de las diversas pruebas de desarrollo, observas cada vez más atentamente lo que puedo y lo que no puedo, lo que podría hacer si no me negara, cada vez confías menos en mí. Cada vez prescindo más del contacto visual y te atormento con mis acciones perceptibles. Es un tormento para las dos”
María tenía que soportar las miradas y preguntas curiosas de los vecinos y parientes. ¿Por qué esto o aquello? , ¿Cómo hacerlo?, ¿Por qué no te paras?, ¿Por qué ....“Preguntas y no obtienes respuestas. Yo sólo soy una niña y no puedo dártelas. Yo únicamente soy la portadora de tus preguntas, su encarnación. Sólo cuando me puedas amar totalmente, con mi cuerpo y con mi alma, así como soy yo, con todas mis deficiencias, podrás descifrar la respuesta.”Inmediatamente María tomó conciencia que le resultaba imposible manejar la discapacidad de su hija.
“¿Qué clase de persona eres María, que no tienes lugar en tu corazón para tu hija menor?” No la pudieron haber etiquetado de la peor manera. Su esposo trataba de tranquilizarla.
“Tú y yo, María hemos tenido ya que soportar tantas cosas. También esta pequeña cruz la vamos a poder cargar juntos. Juntos somos fuertes.”
“¡Me importa un bledo una unión que nos sea impuesta por la discapacidad!” Y él bebía cada vez más.
Tampoco su hija mayor la entendía: “Lena no tiene la culpa de ser así mamá. No te enojes tanto con ella.”
“Te sientes sola y abandonada María. Sola contra todos. Como una solitaria desesperada te resistes contra el destino. Contra Lena. Y ella lucha a su demente manera. Entre menos aceptada se siente, más difícil se vuelve. Una cruz.”
“¿Por qué precisamente yo?” 
“¿Por qué precisamente tú no? ¿Por qué no habrías de recibir precisamente tú el regalo del difícil camino del conocimiento? Pero mientras te atormentes con el “por qué” no encontrarás respuestas. ¿No prefieres preguntar “para qué”?Pero María no quería y no podía preguntarse todavía por el sentido de su sufrimiento. Después de tanto recorrer, llegó a un sacerdote, a quien le pidió que le practicara un exorcismo a la niña.Él opinó que Lena tenía un alma especial, que era portadora de un regalo divino. Tales discapacitados eran considerados santos en la India. También Jesús los había considerado bienaventurados. ¿Has leído alguna vez el sermón de la montaña, María? ¿Vislumbraste la sabiduría de ‘El Lobo Estepario’, que Hemann Hesse le dedicó ‘a los locos’? Gracias a esta niña aprenderás a reconocer valores totalmente diferentes de lo que son de importancia para una persona normal. La niña te está señalando el camino hacia adentro. Hacia tu núcleo divino.”
Chifladuras místicas, opinó María. “Me importa poco una particularidad celestial. Estoy más que harta de los locos y los discapacitados. Prefiero ser una persona totalmente normal. ¡Dios mío, si de verdad existes, dame a una Lena normal!” Así reñía María con Dios. Trataba de negociar con Él, un trueque.
“Si curas a Lena, entonces subiré todos las escaleras de la iglesia de rodillas, o quítame diez años de mi vida o… ¡Por favor hazlo por mí!” Como si María supiera mejor que Dios lo que le convenía a su bienestar. Ella estaba consciente de que no había nada peor que la discapacidad. Estaba atormentada con esta condición."
“Mami, no te des por vencida. Sé que me amas y que tu hastío se refiere sólo a mi discapacidad. Haz algo para que me puedas amar completamente a pesar de mi discapacidad. Mamá querida ámame como soy”
María finalmente lleva a Lena a hacer Terapia de Contención con la Dra. Prekop.
María tiene la sensación de que la Tierra, y ella han empezado a girar en sentido contrario. Como si no estuviera sobre este planeta. Como si la hubieran mandado a una hermosa estrella que, libre de toda preocupación, flota danzarina y refulgente en el universo. Con Lena en brazos permite que los ángeles la lleven sobre sus alas. Por lo menos durante un breve momento. María descubre “la otro forma de amar”. El milagro del amor incondicional.
Cuando al tiempo le preguntaron a María “¿De dónde sacas la fuerza, para sobrellevar las particularidades de Lena, para lograr vivir fuera de la normalidad, para ser humilde? ¿Cuál es la fuente de tu fuerza?. Ella contestó llanamente. “Es el amor de Lena el que me da fuerzas. Sólo el amor.”
Jirina Prekop. Berth HellingerExtraído del libro 'Si Supieran Cuánto los Amo'


No soy, ni me considero perfecta, intento trabajarme como todos, la idea del blog es compartir una forma de hacer el camino, una entre tantas, todo es perfecto lo que ocurre en nuestro entorno, son estados de todos, que dormimos, compartiendo se nos abren ventanitas, esas internas, que son las reales, pues nosotros tenemos un camino para hacer...el ser consciente es esencial, amar es conscientemente, es un regalo, por esto he querido subir este artículo, jirina tiene una forma de trabajo que me gusta mucho Amor, Amar, Dar conscientemente...Si observan el bebe entiende las emanaciones de su madre, el bebe sólo le pide AMAME....ES FUNDAMENTAL..EL ESTADO DE PRESENCIA, Y MÁS CON ALGO TAN HEDRMOSO COMO UN BEBE...AL CUAL SÓLO HAY QUE AMAR Y DEJAR QUE SEA.

 

 

NOTA: saber, conocer comprender, como es todo el proceso desde la concepción de uno mismo, las fases en el embarazo, el significado de cada uno de el

 

¿ A QUE LLAMAMOS VINCULO?
A la unión que se establece, con la madre, en el momento del nacimiento y durante los primeros años de vida.
 Esta primera forma de unión marcará de forma indeleble todas las uniones (vínculos) que el niño, y después el adulto, establezca el resto de su vida. Así el vinculo con el padre y más adelante con el grupo familiar, el colegio, los amigos, el trabajo, la pareja, tendrán la CALIDAD de aquella primera unión.
 
¿QUE AFECTA AL VINCULO ?Embarazos no deseados, cesareas, partos difíciles, separaciones tempranas de la madre y también del padre, hospitalizaciones, enfermedades o muertes, traslados de ciudad o país, sobre todo durante los tres primeros años de vida.
¿COMO LO AFECTA?
 Así lo describe una madre: “es como si hubiera una barrera, entre mi hija y yo, sé que la quiero y que me quiere, pero hay como un fastidio, un no fiarse, algo que nos impide confiar y entregarnos plenamente”.
Es algo que separa, algo que falta y que físicamente lo sentimos como rechazo.
¿CUALES SON LOS SINTOMAS DE UN TRASTORNO DE VINCULACION EN UN NIÑO?
 Agresividad, miedos, inseguridad, hiperactividad o excesiva tranquilidad, inadaptación, alteraciones del sueño, problemas alimentarios, eneuresis... son los más frecuentes.
¿CUALES SON LOS SINTOMAS DE UN TRASTORNO DE VINCULACION EN UN ADULTO?
Dificultades en las relaciones,(excesivamente estrechas o excesivamente frías, de no compromiso), aislamiento, inseguridad, falta de voluntad, inadaptación, rigidez, depresión, angustia, adicciones, dificultad para desarrollar las capacidades personales y diferentes alteraciones físicas.
AMOR Y RABIA, siempre de la mano.
 ¿QUE ES LA TERAPIA DEL ABRAZO DE VINCULACION?
 Es la única terapia que, teniendo en cuenta el orden sistémico (Bert Hellinger), busca restablecer el vínculo entre dos personas del mismo grupo familiar cuando está dañado.
 ¿CUALES SON LOS OBJETIVOS DE LA TERAPIA?
 Dos miembros del grupo familiar expresan, dentro de un estrecho abrazo, cara a cara, corazón con corazón, el dolor, el enfado, la rabia. Y se hace durante el tiempo que sea necesario para que puedan sentir al otro y puedan revivir el amor mutuo.
 ¿QUE SE CONSIGUE? 
- Confrontación emocional.
- Aceptación de la agresividad.
- Aprender a gestionar conflictos.
- Adquirir seguridad ("se puede confiar"...).
De esta manera se rompen conductas ambivalentes de amor/odio entre padres e hijos, entre hermanos, entre cónyuges . Se aprende a NO ALMACENAR y a superar rápidamente situaciones de conflicto.
La imagen sería la de una balanza con sus dos platillos. En uno el AMOR y en otro la RABIA. Se trata de aprender a no poner más y más peso en la rabia, descargando rápidamente y equilibrando de esta manera el platillo del amor.
 ¿COMO ES LA PRACTICA DE LA TERAPIA?
 El abrazo se da con las personas tendidas en una colchoneta, excepto cuando se trabaja con bebés, que será con él en brazos.
Uno de los dos se acuesta en posición supina y el otro acostado a su lado o envolviéndole con su cuerpo, le abraza fuertemente. La cabeza del que está en supina queda en el hueco del cuello del otro y en principio los ojos están cerrados. Así empieza la confrontación, mostrando lo que duele de una forma física, con expresiones faciales y verbales que expresen los sentimientos de dolor. La rabia aparece y se expresa, pero como es ciega, no conduce a la solución. Son las lágrimas del duelo las que abren la puerta al amor y a la reconciliación.
 ¿QUIENES PARTICIPAN Y LA APLICAN?
 Los propios padres abrazan a sus hijos. Las parejas se abrazan entre si, y siempre, y durante todo el proceso estarán dirigidos y acompañados ininterrumpidamente por el terapeuta.
 “Alcanza su máxima eficacia si se introduce en estos principios al resto de los miembros de la familia. También los padres pueden resolver sus conflictos, el uno en brazos del otro. LO IMPORTANTE ES NO HUIR”. Jirina Prekop
 ¿CUANTAS VARIANTES TIENE LA TERAPIA DEL ABRAZO DE VINCULACION? Tiene 5 variantes:
 -Bebés: para restaurar el vínculo emocional que fue roto debido a nacimiento prematuro, cesárea, hospitalización, etc. En la fase más temprana de la vida del niño/a.
-Padres-hijos: entre madre/hijo-a y entre padre/hijo-a para solucionar conflictos acumulados en la relación. Esto no es solo para hijos pequeños sino también para hijos adultos y padres ya mayores.
-Pareja: entre los integrantes de una pareja. Igualmente para solucionar conflictos acumulados en la relación.
-Duelo: para poder superar la profunda tristeza que acompaña a una pérdida. Este dolor, a través del tiempo, impide sentir amor y felicidad en la vida. Es necesario cerrar.
 -Reconciliación con los padres, vivos o muertos: Se hace bajo visualización, cuando los padres ya no pueden estar presentes en la terapia, bien porque sean muy ancianos o porque ya hayan fallecido. En esta variante confluyen diferentes técnicas:

 “ La reconciliación no quita el dolor, sino que al estar iluminado por ella, es más fácil de soportar. Similar al dolor del parto, permite que nazca algo nuevo. El lanzamiento de su propia energía y la renovación del vínculo permiten al cliente dejar atrás el pasado y completar su propio proceso de maduración.” J.Prekop
 ¿CUALES SON LAS CONTRAINDICACIONES EN LA TERAPIA DEL ABRAZO DE VINCULACION?
 - El uso del abrazo para imponerse o imponer obediencia.
- Ambivalencia afectiva crónica.
- Psicosis.
- Abusos sexuales. 
-Uno de los padres en contra

las, el parto yylos primeros años de vida, nos facilita nuestro camino de integración, si observamos que es lo normal, lo saludable psíquicamente, emocionalmente, podemos ver cuanto hay fragmentado en nosotros y ponernos a trabajar, la sanación sólo es posible cuando el hecho base el que origina las siguientes asociaciones de fragmentos heridos, lo traemos al consciente, ahí si sanamos, todo dentro cambia y nuestro entorno, nuestra forma de vivir, pues aquello que era para aprender se ha resuelto

Terapia de contención Es una estrategia terapéutica que sana de manera rápida y eficaz el “Trastorno de Vinculación” que surge entre  la madre y el bebé que sufrieron de un parto traumático, o una separación  después del nacimiento o en las semanas o meses posteriores.Dicho trastorno genera una vinculación deficiente en la que tanto la madre como el hijo sufren, ya que el amor entre ambos no puede fluír.El bebé puede presentar síntomas como: llanto excesivo o trastornos de sueño o alimentación. Posteriormente será un niño con miedo al abandono, y una profunda inseguridad.



Quienes hemos tenido la fortuna de ser padres, sabemos que el amor que sentimos por nuestros hijos es tan grande que no se puede explicar en unas cuantas palabras. Pero en ocasiones, a pesar de ese inmenso amor que les prodigamos, surgen conflictos que nos impiden una adecuada vinculación con ellos y esto a su vez hace que surjan tropiezos en el desarrollo emocional del niño. Estos conflictos se pueden dar por inexperiencia o por ausencias prolongadas de los padres y poco a poco van creando un distanciamiento afectivo en la relación padre-hijo o madre-hijo.
¿Qué es la terapia de contención?
Es un tipo de terapia que, bajo la dirección de un terapeuta experimentado, pueden aplicar los padres con sus hijos para sanar relaciones en conflicto. Es una nueva aproximación terapéutica para el manejo de trastornos tales como el autismo, problemas de límites, agresión, ansiedad, enuresis, encopresis, niños tiranos, problemas con niños adoptados, miedos, etc.
¿En dónde surge la terapia de contención?
Surge en Nueva York con la Dra. Martha Welch y posteriormente en Alemania con la Dra. Jirina Prekop (checa de nacimiento). Se practica en Alemania, Polonia, República Checa, Suiza y Austria mostrando resultados positivos en intervenciones a corto plazo.
¿Cuál es su objetivo?
La terapia de contención tiene como objetivo sanar relaciones en conflicto entre padres e hijos. Dicha terapia se basa en la premisa de que hay casos en que se presentan déficits crónicos en la vinculación madre-hijo y por tanto trastornos en la confianza básica del niño. Esto en ocasiones genera un caos afectivo que echa a andar una relación de ambivalencia (amor-odio). Los afectos destructivos de coraje, tristeza, miedo, etc. no se controlan sino que estallan abruptamente. Frecuentemente la respuesta del adulto a esta conducta es aislar al niño, mostrar indiferencia o pegarle, reforzando aún más sus conductas destructivas. Esta situación aumenta y se desarrolla en espiral. La terapia es una vía segura de comunicación profunda que permite a los padres y a la pareja confiar en su rol aumentando en ellos y en sus hijos la autoestima y potencializando su desarrollo.

¿A quién va dirigida la terapia de contención?
Está dirigida a la diada madre-hijo o padre-hijo. Consiste en establecer un intenso contacto físico (abrazo) de la madre o el padre con el niño, bajo las instrucciones del terapeuta. En el proceso en el que el adulto sujeta a su hijo se lleva a cabo una apertura de sentimientos lo bastante fuerte como para romper los conflictos de relación en los que ambos se encuentran. Dicha terapia rompe las conductas ambivalentes de amor y odio entre ambos, proporciona a los padres un control más efectivo de sus emociones y permite al niño entrar en un proceso de liga afectiva (re-bonding). Los síntomas del niño tienden a desaparecer prácticamente a partir de la primera sesión.

¿Cuál es la metodología?
La vinculación madre-hijo, básica para el desarrollo de todas las potencialidades del niño y de su seguridad, se ve afectada o lastimada provocando una serie de problemas y trastornos. Esto se resuelve al introducir nuevamente el abrazo de manera terapéutica, al buscar reestablecer el vínculo de amor. En principio, el terapeuta mantendrá aproximadamente 3 entrevistas preliminares con la madre o el padre que va a llevar a cabo la contención, en las cuales explorará la dinámica familiar para poder detectar el origen del conflicto y preparará a la madre o padre para afrontar el problema, resolver sus culpas y le ayudará a adquirir la fortaleza necesaria para que pueda surgir por fin el abrazo de contención. Después acude el niño con la madre o padre y el terapeuta dirige la sesión en la que madre e hijo se abrazan, primero en un abrazo apretado, en el que en ocasiones el niño quiere zafarse, pero la madre habla con él, le dice lo que ella siente, y busca que el niño externe su enojo, sus miedos, sus añoranzas hasta que pueda por fin el abrazo de amor, en el que el niño sienta que está protegido por unos brazos fuertes que no lo van a soltar. Mediante la terapia de contención (o del abrazo), es posible cambiar la dinámica de la relación madre-hijo ante sentimientos de odio, tristeza, etc y enfrentar estos sentimientos, en lugar de aislar o ignorar al hijo. Esto contribuye al resurgimiento del amor que los libera ayudándolos a restablecer una vida plena y feliz.

¿En qué casos específicos es recomendable la terapia de contención?
Se recomienda en los siguientes casos: Vinculación deficiente por separación prolongada de la madre (hospitalización, incubadora, viajes largos, trabajo de jornadas prolongadas, etc.) Depresión, miedo (incluso miedo al contacto físico y al abandono) Autismo Niños con sentimientos de rechazo, falta de confianza básica y seguridad Trastornos psicosomáticos (neurodermatitis, asma, frecuentes cuadros infecciosos, etc.) Agresión contra sí mismos y contra los demás. Trastornos del sueño y de la alimentación. Hiperquinesia, hiperactividad. Enuresis, encopresis. Todas las relaciones en que los padres sientan que el amor no fluye libremente (conflictos profundos de ambivalencia amor-odio, franco rechazo y fuerte aislamiento).

Jirina Prekop "Si me hubieras sujetado..." Bases y práctica de la terapia de contención. Ed. Herder Barcelona, 1991
NOTA: Poseo este libro que ya tiene unos añitos, si están interesados en sanarse, se lo recomiendo, es buenísimo y muy lindo



TERAPIA DE CONTENCIÓN
TERAPIA DE CONTENCIÓN Jirina PrekopJirina Prekop, nacida 1929 en Checoslovaquia, es psicóloga y fundó la "Terapia del abrazo de vinculación" (Festhaltetherapie) en Alemania. A lo largo de mas de 10 años y en colaboración con numerosos terapeutas ha desarrollado esta terapia, cuyo objetivo es el de fortalecer el amor en el vínculo familiar.
Jirina es autora de numerosos libros relacionados con las vinculaciones en la familia, traducidos en 17 idiomas, y ha organizado y participado en innumerables congresos, seminarios y conferencias.Esta terapia se desarrolló en sus orígenes con vistas al trastorno psíquico más fuerte que puede afectar a un niño y a sus padres: el autismo en la primera infancia.La inventó Martha Welch (USA), con el nombre de “Holding”, y en el año 1981 llega a la República Federal de Alemania.
Posteriormente Jirina Prekop (psicóloga y autora de 17 libros) la adopta, desarrolla y convierte en su propia “Terapia de Contención” o “Abrazo de Vinculación”.

El abrazo

              

       Bert Hellinger

 

Hace poco reflexioné acerca de lo que sucede en un abrazo. Hombre y mujer están en una referencia mutua. Entonces aquí está ubicado el hombre y frente a él la mujer. El hombre extiende ampliamente los brazos y mira invitándola a la mujer. Frente a él se encuentra la mujer. Ella también abre los brazos y mira invitadoramente, con amor al hombre. Ellos se acercan  mutuamente y se abrazan en forma entrañable.

 

¿Cómo aguantan el abrazo? Sólo un corto tiempo. El abrazo es demasiado poco. La relación entre hombre y mujer, si absorbe todo como en un abrazo, es demasiado poco. Para la vida es demasiado poco. Por lo mismo se separan después de un abrazo, tienen que soltarse. Nadie lo aguanta a la larga.

 

   Ella da un paso hacia atrás y él da un paso hacia atrás. Ambos vuelven a extender sus brazos, muy ampliamente y miran más allá de la pareja a la vida como un todo. Ahora integran mucho a su abrazo, por ejemplo a la familia del otro, todo lo que le  pertenece, pero también al mundo como a un todo. Y aquél que extiende los brazos siente que hay algo grande detrás de él, algo que lo sostiene y que tiene un efecto. Luego vuelven a mirarse, pero en unión con eso más grande.  Experimenta su relación en otro nivel. Tiene otra amplitud, otra profundidad. Ambos ven al otro unido a mucho. No se atreven, a querer sacar al otro de allí y tenerlo sólo para sí mismo. Eso ya no es posible. Pero justamente, por ser tan amplia la mirada, pueden encontrarse de esta manera tan despreocupada, separarse un poco, nuevamente encontrarse, nuevamente separarse un poco, porque se encuentran integrados a algo más grande.

 

   Lo mismo vale si,  igual que  la imagen de hombre y mujer, experimentamos en nosotros muchas cosas tanto pertenecientes como desconectadas.

 

Por ejemplo:

 

Derecha e izquierda

 

Arriba y abajo

 

Cuerpo y espíritu

 

Salud y enfermedad

 

Pasado, presente y futuro

 

¿Cómo se logra en nosotros la unión de lo separado, tanto en la sensación como en el actuar?

 

   Abrazamos con amor a ambos lados en nosotros. Luego retrocedemos algo interiormente, hasta poder percibir en nosotros las diferencias. Ambos lados vuelven a acercarse, hasta que se sientan uno con nosotros y nosotros con ellos. Así, en una unidad con ellos miramos hacia adelante, hacia aquello que nos desafía y lo realizamos con amor.

 

 




 Holding ?

por Martha Welch 

La terapia del abrazo forzado es una técnica práctica para las madres que pretenden conseguir una relación más estrecha con sus hijos. Esta técnica maximiza el desarrollo intelectual y emocional.  El abrazo mejora la autoestima, resuelve problemas y habilidades comunicativas. Incrementa la habilidad del niño para establecer relaciones interdependientes. Los niños aprenden a verbalizar su angustia interna sin dificultad. Vosotros, como padres, quedaréis sorprendidos al descubrir lo que vuestros hijos han estado reprimiendo en su interior.
La evidencia demuestra los efectos nocivos del estrés sobre el desarrollo del cerebro. Para un niño, el estrés es habitualmente causado por la separación de su madre y la subsiguiente desregulación. En un mundo ideal, las madres mantendrían a sus hijos pequeños cerca de ellas en todo momento, reconociendo sus necesidades y regulando su comportamiento de manera consistente y constante. Esto proporcionaría al niño un estado de tranquilidad, condición óptima para aprender y para hacer frente a emociones fuertes.

Sin embargo, en un entorno tan acelerado como el actual, los bebés y los niños experimentan demasiadas separaciones. Si las necesidades del niño no son reconocidas de manera rápida, se sentirá herido, triste, enfadado y abandonado. Se sentirá mal consigo mismo y perderá su sentido de la seguridad y confianza. En casos extremos, ello les llevará comportamientos agresivos, e incluso sádicos.  El tiempo del abrazo forzado ofrece a la madre y al niño una sintonía  biológica y reestablece la capacidad de la madre para regular a su hijo.

El proceso consiste en tres fases específicas: Confrontación, Rechazo y Resolución. La madre se sienta en un asiento cómodo. El niño, sentado a horcajadas sobre el regazo de su madre y con las piernas rodeando su cintura. En el caso de un niño mayor, ella puede tumbarse usando su cuerpo para mantener el contacto físico. Estas posiciones permiten un contacto visual directo entre la madre y el niño, a la vez que el control de los intentos del niño por evitarlo. El aspecto físico del abrazo es importante, ya que afecta a los niveles de estrés tanto de la madre como del niño llevando a ambos a un estado psicológico más tranquilo.
Durante la Confrontación, el niño puede protestar de inmediato, o puede ser un intercambio feliz. Eventualmente el niño forcejeará para escapar. Durante esta fase, la madre expresa, de manera emocional y verbal sus sentimientos, preocupaciones, frustraciones, esperanzas e ira, así como su cariño y amor hacia el niño.

La fase de rechazo alcanza su punto máximo cuando el niño comienza a dar rienda suelta a su ira. La madre puede usar la fuerza de sus sentimientos para intensificar el contacto y prevenir el retraimiento del niño. La madre deberá usar declaraciones sencillas con mensajes claros. “Deja de pegarme. Cuando me rechazas me siento herida. Te quiero y quiero sentirme cerca de ti.” “Necesito que participes en la familia y que ayudes en las tareas de la casa.” “Necesito que me quieras tanto como yo a ti”. Es importante emparejar el alcance de los sentimientos del niño con los suyos propios. Ella debe demandar respeto, un trato recíproco, y al mismo tiempo reconocer los sentimientos de su hijo y ayudarle a distinguirlos mediante la expresión de la ira y ser mezquino. Las madres necesitan enseñar a los niños pequeños, incluidos los que aún no hablan, a identificar sus sentimientos y a expresarlos de manera socialmente aceptable. Incluso los niños de dos años aprenderán a solventar sus frustraciones a través de este método.

La disposición materna para compartir su daño debido al rechazo de su hijo provocará la simpatía y la dedicación que es el principio de la reciprocidad. Los gritos desde la distancia hacen que el niño se ponga a la defensiva. Pero cuando un niño ve y siente a su madre gritando en sus brazos, reconocerá sus sentimientos y responderá con empatía. La ira se transforma en una intimidad tierna con un intenso contacto visual y físico, besos y una conversación afectuosa, altamente gratificante tanto para la madre como para el hijo. 
Durante la fase de resolución la madre y el hijo experimentan la alegría del amor recíproco, se abrazan, se besan, se escuchan y hablan sin barreras. Esto hace más profundo sus lazos mutuos de confianza. Su autoestima crece por haberse sostenido mutuamente a través de un tumulto emocional. La empatía y compasión mutuas crecen. Un niño que sabe que su madre siempre le amará y que nunca le abandonará, incluso en las más profundas expresiones de cólera, tendrá más probabilidades de volver a ella cuando sea un adolescente o un adulto joven y encare la tentación y la presión de su grupo social o generacional para experimentar con las drogas, el sexo o comportamientos delictivos. En contraste, el niño que ha experimentado varias separaciones y la no satisfacción de sus necesidades, se ve forzado a ser prematuramente independiente y permanecerá aislado, enfadado o retraído y/o dependiente de la aprobación de su grupo social o generacional.

Un niño que desarrolla un equilibrio resultante de la empatía y la reciprocidad dispone de todos los recursos y talentos disponibles para manejar su entorno, formas de hacer exitosas y constructivas, relaciones mutuas gratificadoras en la escuela y más tarde en el trabajo y con su propia futura familia, así como con su familia paterna.

 

 


 

 

   

 

 







 

 

 

 

"En la pubertad

JIRINA PREKOP:

La terapeuta y autora de libros como 'El pequeño tirano' y 'Si supieran cuánto los amo' habla en esta entrevista del papel determinante que tienen los progenitores y la familia en la personalidad y en la vida de las personas.   Meneame

 JIRINA PREKOP: "En la pubertad ya no hay que educar a los hijos" La relación entre un padre y un hijo siempre es conflictiva. ¿Es sólo cuestión de pertenecer a dos generaciones distintas?

- Sin duda alguna eso es una razón de peso pero desde siempre las relaciones entre padres e hijos son siempre conflictivas. Si no, no hubiese existido el cuarto mandamiento en el Antiguo Testamento en el que se nos dice que debemos honrar a los padres. Pero de los diez mandamientos, no es una prohibición como el no matarás sino que se da una opción al individuo. Es como decir, honra a tus padres y te va a ir bien sobre la tierra. Muchas de las neurosis, depresiones, dependencias con el juego, el alcohol, los medicamentos provienen de esas malas relaciones con los padres.
- ¿Pero por qué se mantiene aún siendo los dos personas adultas?
- Esa es una pregunta filosófica. Nada se desarrolla en el bienestar. Sólo crecemos en las crisis. Aprendemos de los errores, de las dificultades. Sin tesis ni antítesis no se crea. Frente a esa dualidad, esa polaridad, desarrollamos nuestra propia identidad.
- En el seno de la familia siempre hay rencillas entre padre e hijo, entre hermanos, incluso entre la propia pareja ¿No parece un lugar armonioso para crecer?
- La familia es necesaria para el crecimiento del individuo porque es el lugar donde un niño aprende sus primeros pasos en la vida. Pero el niño copia lo que ve. Observa qué relación tiene su padre con sus progenitores, cuál es la de su madre con su abuela. Y así, sucesivamente, con el resto de los miembros de la familia. Si ve que hay una relación conflictiva entre su padre y abuelo, copiará ese conflicto cuando tenga una familia. El cerebro del ser humano está dividido en dos partes. Por un lado, la lógica, el entendimiento, y, por otro, el instinto animal. Cuando hay un conflicto tendemos a que la parte animal explote. O agredimos o salimos huyendo cuando lo que deberíamos es controlar esa rabia con el entendimiento. Independientemente de cómo se haya conformado la familia, ese código de vida que establecen sus miembros y cómo resuelven sus conflictos es lo verdaderamente importante para que no decaiga entre ellos el amor.

 

ya no hay que educar a los hijos"

Escribir comentario

Comentarios: 0

Photobucket