Convivir "es compartir el pan y la esperanza".

“La paz es mucho más que una toma de postura: es una auténtica revolución, un modo de vivir, un modo de habitar el planeta, un modo de ser persona”

Image and video hosting by TinyPic

Este rincón va a estar dedicado a ver la sanación como lo que es una búsqueda interior, me apetecía mucho poner personas coherentes y objetivas, con conocimiento del camino interior, que se pueda expresar religión sin la burda etiqueta religión como el cura, el monje etc...

Ciertamente en todo el blog, no encontraras nada que ratifique una forma, o un etiquetado, no hay un sólo camino, pues cada instante es diferente al siguiente, sé que para hablar hay que comprender, y la comprensión no es la mente, eso lo haces sentado en un sillón leyendo incluso una revista de cotilleos..comprender es experimentar...y aquí quiero poner los escritos artículos de personas objetivas, pero con la comprensión que da un camino andado....

Encabezado gusto y colores

Las afirmaciones religiosas no tendrían sentido si se refiriesen a hechos físicos. Éstos serían, en tal caso, simples milagros, que ya por ello estarían expuestos a la duda, y que además no podrían probar la realidad de un “espíritu”, es decir de un sentido, pues el “espíritu” se manifiesta por sí mismo. El “sentido” y el espíritu  de Cristo son algo presente y perceptible a nosotros aun sin milagros. Los milagros son únicamente una apelación al entendimiento de aquellos hombres que no son capaces de entender el “sentido” ; los milagros son en realidad un simple sustituto de la realidad no comprendida del “espíritu”. Con esto no negamos que la presencia viva del

 espíritu pueda ir acompañada ocasionalmente de acontecimientos físicos milagrosos; lo que queremos acentuar es que éstos no pueden sustituir ni elaborar el único conocimiento esencial del espíritu. JUNG

Le decía Jung a Mircea Eliade en Ascona: "Como decía Rudolf Otto, la experiencia religiosa es numinosa, y yo como psicólogo distingo esa experiencia de las otras por el hecho de que trasciende las categorías ordinarias de tiempo, espacio ycausalidad. Últimamente he estudiado mucho la sincronicidad (brevemente expresado: la “ruptura del tiempo”) y he comprobado que está muy cerca de la experiencia numinosa: espacio, tiempo y causalidad están abolidos. No pretendo establecer ningún juicio de valor acerca de la experiencia religiosa. Compruebo que el conflicto interior es siempre fuente de crisis psicológicas profundas y peligrosas; tan peligrosas que pueden destruir la integridad humana. Psicológicamente, ese conflicto interior se manifiesta por medio de las mismas imágenes y por el mismo simbolismo atestiguados en todas las religiones del mundo y utilizados también por los alquimistas".

23/10/2013

La sutil imagen de Dios; 4 parte

.......El gran error es considerarse una entidad separada. El único remedio capaz de curar ese error y lograr la paz del alma es extinguir toda existencia en el Único,

sólo cuando se desvanece la ilusión que el egoísmo edifica nace la paz y la alegría.uando los deseos no agitan el alma, entonces todo está en el alma; la totalidad del

 Universo se encuentra en ella sin división ni dualidad alguna. Entonces todo es Uno sin división alguna. Cuando se acaba la búsqueda febril y vuelve la calma originaria

 del océano inmenso, entonces se puede contemplar el Gran Misterio; entonces se puede descubrir que el yo es más grande que el cielo y el océano juntos. Entonces el cosmos 

es un lugar de novedad inacabable y una casa de Paz y Alegría.

¿Religión?; El camino de la religión es el camino a la casa de la paz y la alegría, en la vida religiosa no puede haber ninguna represión con respecto a la realidad 

porque nada malo hay en ella, sólo debe haber control y estrategia. En el camino hacia el silencio y el conocimiento no cabe ninguna negrura ni ningún pesimismo con

 respecto a todo lo que hay.

El que quiere acceder a la belleza de todo lo que hay, trabaja, se esfuerza, se controla y emplea estrategias para acertara ver, sentir, conocer la belleza de las cosas.

Ni en el camino hacia la belleza ni en el camino religioso se renuncia a nada ni nada es excluído. Uno y otro son caminos para amplificar el mundo, no para reducirlo. 

Se amplía el mundo porque en el proceso se adquiere una nueva capacidad. Sin ampliar las capacidades de conocer y sentir, sin aceptar y reconocer lo que viene, tal como

 viene, no puede haber ni acceso a la belleza inagotable de este mundo ni acceso a su misterio sin fin. En ambos casos el proceso amplía el mundo llenándolo de grandeza 

inconmensurable, de novedad inesperada, de maravilla sin fin, de pasión y conocimiento sin medida.

Destruir el deseo, es sólo no identificarse con él, para poder hacer nacer el conocimiento que es primero interés, después amor y, por último pasión por todo lo que

 existe.Cuando ese conocimiento nace y crece, el deseo se acalla y muere.

La religión que es el acallamiento del deseo, no es un camino de renuncias y esfuerzos en esta vida para la felicidad en otra futura; es un camino de gozo y alegría

porque es un camino de conocimiento y amor sin límites.Uno no entra en el mundo de la belleza y del arte para sufrir sino para gozar en él. Igual en la religión; lo

 demás son visiones ideológicas, timoratas o mezquinas de la religión.

La gran hazaña humana es el gozo, la paz, la reconciliación, el conocimiento que es reconocimiento y el amor. Ese es nuestro verdadero destino. El sabio lo observa 

todo, lo investiga todo, lo prueba todo. espera pacientemente y se esfuerza porque sabe qué es lo que está esperando; mientras tanto, lo intenta conocer todo, lo ama

 todo y se deleita con todo.

esta es la Sabiduría y la paz. llegar a un modo de ser que se sitúa más allá del egoísmo y sus construcciones.

La unidad< El Camino a la Unidad. MARIÀ CORBÍ.........CONTINUARÁ

 

19/10/2013

La sutil imagen de Dios; tercera parte

<<No temáis, tranquilizaos>>, esto es una llamada a la confianza y una invitación a acallar el temor. El silencio del temor es un método y un resultado. Como resultado, es hijo del

 conocimiento . El temor se extingue cuando se comprende que no hay nada que ganar ni que perder; cuando se logra reconocer, que nada se gana y nada se pierde.

Lo que viene y va no tiene consistencia en sí mismo, no es en realidad; lo que verdaderamente es, ni viene ni va.

Cuando las olas vienen y van, nadie viene o va, sólo el océano se mueve. Desidentifiquémonos del <<ego>>-que es la ola del océano de la vida- para que podamos acceder

a la condición de testigos del océano.

 

<<Abandonemos nuestro sentido innato de dualidad>>,<<no existe en ningún lugar nada real o irreal fuera de la unidad>>.. Sólo hay >Eso<, sólo Él es real-

para sentir y comprender >Eso<, se precisa una profunda humildad que no nace de un juicio negativo sobre sí mismo sino del conocimiento radical del propio vacío, de

 la propia inconsistencia. Nada de lo que nace y muere tiene ninguna consistencia, ni antes de pasar ni mientras pasa ni después que ha pasado. esta es la humildad 

radical de nuestra condición.

.En el nacer y morir algo viene que ni nace ni muere..ese es mi ser esa es mi naturaleza original esa es mi naturaleza original y propia y no la condición de burbuja

 o de ola.

La preocupación y el miedo son los atributos del yo como estructura de deseos y necesidades. La preocupación y el miedo son las columnas que sustentan al <ego>,

 fomentar la confianza y alejar la preocupación y el miedo son camino de conocimiento.

La muerte no ve a quien se desnuda de sus deseos; quienes no se identifican con sus necesidades se desnudan de sus deseos.

El sabio vive en paz dando paz. El sabio es pacífico porque acepta su destino confiadamente y no como una resignación impotente frente a la fatalidad. el sabio está

 en paz porque sabe que un puro testigo no es nadie ni tiene una casa donde volver. un testigo no es un punto de referencia desde donde ver las cosas, no es una

 estructura de necesidades desde cuya perspectiva se pueda interpretar y valorar a los seres y así mismo.

El sabio que se ha hecho un puro testigo de lo que hay es una interioridad que no se opone a la exterioridad; es lucidez y vibración pero sin contraposiciones ni

 dualidades.sólo el que está satisfecho, se concilia con todo, ama todo y conoce todo lo que es. Sólo el que come su propio pan y bebe de su propia fuente puede tener

 la auténtica pasión de amor que se requiere para cambiar lo que convenga.

Quien dice seguir un camino interior y no está reconciliado y en paz con lo que viene, tal como viene, no anda por el camino del que dice andar. aunque hay que 

cambiarlo todo ha de ser desde la paz y la reconciliación.

>>Una pretendida verdad que genere agresión y dominio no es verdad<<

>>El mensaje que engendra insatisfacción no es la buena nueva<<

>>Quien genera inquietud, se desvía y desvía<<

El gran error es creerse una entidad separada.

                                       MARÍA CORBÍ....continuará

16/10/2013

LA SUTIL IMAGEN DE DIOS; segunda parte

.......Por ello mismo Dios es no dios..es sin Dioses.

Para utilizar correctamente las tradiciones religiosas teístas hay que usar la simbología de Dios con suma sutileza. Los rituales de culto a Dios, tal como se han

 practicado en el pasado, tienden a objetivar a Dios, a contraponerlo a todo lo que no es Dios, a dualizar. Los cultos sagrados petrifican los símbolos. En el pasado

 se tuvo que aceptar esos inconvenientes del culto religioso porque cultural y colectivamente no se podía concebir de otra manera, puesto que los programas colectivos

 tenían Dioses. ahora que nuestros programas colectivos ya no tienen Dioses, no hay razón alguna para permitir que el culto endurezca los símbolos y desvíe la mente y

 el corazón de la correcta comprensión del sentido de los símbolos y, con ellos, de la correcta comprensión de la realidad.

Las formas de culto de las tradiciones religiosas, como las organizaciones de las religiones, provocan una ontologización de los símbolos y mito teístas que impide una

 lectura capaz de guiar a la desnudez y al silencio completo.

                  La sacralización del maestro tiende a sustituir el aprendizaje

                  Quien se somete a un símbolo se cierra a sí mismo el paso a lo que se refiere el símbolo, y aquello a lo que se refiere el símbolo sólo se comprende

                  desde el silencio

La sencillez, la humildad, el completo vacío son el alejamiento de la centralización del pensar y el sentir en torno de sí mismo para poder enfocar toda la potencia de

 nuestros sentidos, toda la luz de nuestra mente y nuestro cuerpo, toda la capacidad de conmoción de nuestra carne a la inacabable maravilla y misterio de la presencia

 misma de la realidad . , la pasión y la visión que hay en torno a nosotros y en nosotros mismos.

La desnudez y el vacío que predican las tradiciones religiosas es sólo el vestíbulo de la escucha, el vestíbulo, el vestíbulo de la comprensión pasar el vestíbulo es

 atinar. Para atinar sólo hay un procedimiento. probar una y otra vez, sin desfallecer, y estudiar, y estudiar antes y después de cada intento cómo lo hicieron los que lo

 consiguieron

<<Todo lo que hay que hacer es interesarse con toda la mente, todo el corazón y todo el cuerpo por la realidad, ésta, la que hay, tal cual viene>>.

Hay que interesarse hasta tal punto por esta realidad, que la vida se convierta en una indagación.

Una indagación que sea directa, sin doblez, sin otro interés que la realidad misma.

El interés que conduzca a una indagación así es amor incondicional. El interés total y el amor incondicional son dos caras de un mismo hecho. Sólo eso es religión.

Todos los medios y todos los métodos que se puedan utilizar en cualquier tradición están en función de eso y deben subordinarse exclusivamente a eso.

Todo lo que aparte de ese quehacer debe ser abandonado con rigor y decisión, tanto si es profano como si está revestido de venerable sacralidad.

Quizás en otras épocas la religión pudo apuntar a esa absoluta sencillez y desnudez vestida con ropajes de creencias, de poder, de sacralidad, de exclusivismo. En nuestra época, la sencilla desnudez, debe mostrarse como es, humilde y vacía, porque es silenciosa y amante. ahí está su verdad, su ofrecimiento, su legitimidad y su gran don.

Sólo la humildad silenciosa y vacía puede ser amante y, así, conocer.

>Los distintivos del camino de la verdad son el no temor, la paz y del gozo< MARÍA CORBÍ

..continuará

 

 

 

 

La sutil imagen de Dios; primera parte

El cosmos entero está lleno de inteligencia, pero de una inteligencia que no es subjetividad.La subjetividad surge de la autorreferencia que precisan los seres

 humanos para poder interpretar el entorno según las propias necesidades.

todo ser humano es un ser necesitado y como tal requiere hacer una lectura y ponderación del medio según esas necesidades.Por tanto todos tenemos algún grado de esa

 subjetividad, todo ser viviente tiene que distinguirse del medio y contraponerse a él; tiene que vivirse como un núcleo cerrado sobre sí mismo, enfrentado a un medio

 del que vive. la contraposición entre <núcleo> y <medio> se articula en torno de la necesidad.La necesidad define el núcleo y define el medio del ser viviente.

Si Dios es inteligencia, tendrá que ser una inteligencia sin subjetividad en el sentido dicho, sin dualizar entre subjetividad y medio. Una inteligencia no necesitada  

que no sea la inteligencia de un ser viviente que requiere del medio, no contrapone un núcleo a un medio.Puesto que esa inteligencia no dualiza, no tiene un 

medio, como no tiene un medio, no tiene frente así un mundo de objetos, por tanto se difunde sin fronteras. Una inteligencia no necesitada, se difundiría por todas partes, sería una inteligencia sin dos.

Así Dios sería sin segundo, como dice la tradición musulmana, o bien, todo sería mente, como dice la tradición hindú y budista.

Dios no sería un sujeto, porque toda subjetividad es fruto de la contraposición a objetos y esa contraposición sólo es fruto de la necesidad.

Dios carece de la posibilidad de dualizar, de contraponer entre él y el mundo, Él y yo. Dios tiene que ser todo, Dios se difunde y lo invade todo.

Dios no tiene fronteras. Dios no es Señor ni domina nada, porque eso sería dualizar.

para comprender a Dios hay que entender con claridad que no pueden haber ni Dios ni dioses, porque la contraposición entre Dios y lo que no es Dios es sólo una 

traspolación de la manera de ser de nuestra inteligencia necesitada.Para comprender correctamente a Dios hay que comprenderle sin segundo, hay que comprenderle como 

una inteligencia, que lo invade todo, que borra toda posible frontera;hay que comprenderle como un poder que no tiene nada en frente de él; una iniciativa sin que tenga frente a sí ninguna inercia.

Dios no puede ser subjetividad, pero eso no significa que no pueda ser iniciativa, es iniciativa sin segundo.

Dios es inconcesible para nosotros, seres vivientes necesitados, porque nuestra inteligencia dualiza, se articula y lo interpreta todo, a sí mismo y al medio, desde 

los patrones de la necesidad y de la dualidad. Nos resulta inconcesible una lucidez que no sea autorreferencia, una iniciativa que no sea frente a algo, una 

 

inteligencia que se difunda sin fronteras.Dios lo invade todo porque es sin segundo---continuará

                                   MARÍA CORBÍ

Regalos webs meriyo.com

SENTIR QUE SE TRANSFORMA EN UN FUEGO

El Interés por la inmensidad esplendorosa que nos rodea es un fuego.

En ese fuego hay que abrasar los ojos, el corazón, la mente y el alma entera.

cuando una facultad tras otra haya sido quemada, entonces el interés se hará ojos, corazón mente y alma.

¿y qué es el interés sino amor?

Quien no sea arrastrado fuera del calor del hogar por la pasión de todo lo que existe, será rechazado.

Fuera, fuera, porque sólo los que se enamoren de ESO DE AHÍ serán aceptados..

                                                                              MARÍA CORBÍ

La oración más vigorosa y casi todopoderosa para obtener todas las cosas, y la obra más digna ante todas, es aquella que procede de un ánimo libre. Cuanto más libre sea éste, tanto más vigorosas, dignas, útiles, elogiables y perfectas serán la oración y la obra. El ánimo libre es capaz de hacer todas las cosas.
¿Qué es un ánimo libre?
Un ánimo libre es aquel que no se perturba por nada ni está atado a nada, ni tiene atado lo mejor de sí mismo a ningún modo, ni mira por lo suyo en cosa alguna, sino que está abismado completamente en la queridísima voluntad de Dios, luego de haberse despojado de lo suyo. El hombre no puede ejecutar jamás una obra, por insignificante que sea, sin que ésta reciba su fuerza y virtud de tal [disposición].
Uno ha de rezar con tanto vigor que desearía que todos los miembros y potencias del hombre, la vista como los oídos, la boca, el corazón y todos los sentidos, estuvieran dirigidos
hacia esta [finalidad]; y no se debe terminar antes de sentir que uno está por unirse con Aquel a quien tiene presente, dirigiéndole su súplica, esto es: Dios.
MAESTRO ECKHART

Photobucket