El ritmo no es un don especial…todo el mundo lo tiene hasta que queda bloqueado…hay que comprenderlo y entregarse para recuperar esa sensibilidad que hemos perdido en algún lugar del recorrido…(Peter Brook,”la puerta abierta”).
Los ritmos siempre fueron parte vital de toda la vida y del fluir de la energía, desde los átomos y las partículas microscópicas hasta el inmenso universo (Sara Marriot, “the rhythms of life”).
El ritmo hace posible la permeabilidad…cuando todo funciona alineadamente, la energía fluye y todo se transforma…La rutina produce un movimiento circular y poca o nada expansión de las emociones y de la conciencia…El ritmo rompe ese círculo y genera el movimiento en espiral…(ley del ritmo, “the music of life” Hazrat Inayat Khan)
Hay que encontrar un ritmo y no una medida. La medida es geométrica, el ritmo es orgánico, la medida puede ser definida, mientras que el ritmo es muy difícil de captar, el ritmo es la respuesta a un elemento vivo, puede ser una espera como puede ser una acción. Entrar en el ritmo es entrar en el gran motor de la vida. El ritmo está en el fondo de todas las cosas, como un misterio…y esto lo deben descubrir los alumnos (Jacques Lecoq).

 Para realizar trabajos a nivel grupal, ya sean diker,meditaciones, cantos hay que poner al grupo de trabajo en sincronía rítmica...sino no manifestamos nada conjuntamente.

“El ritmo hace posible la permeabilidad.
Cuando todo funciona alineadamente,
la energía fluye y todo se transforma.”
(The Music of Life, Hazrat Inayat Khan).

"Si se quiere que la situación permanezca vívida, hay que encontrar un ritmo, no una medida. La medida es geométrica, el ritmo es orgánico. La medida puede ser definida, mientras que el ritmo es difícil de captar. El ritmo es la respuesta a un elemento vivo. Puede ser una espera, pero también una acción. Entrar en el ritmo es entrar exactamente en el gran motor de la vida. El ritmo está en el fondo de las cosas, como un misterio".

Extraído de "El cuerpo poético".
"Todo lo que está vivo, se mueve"
 
    La Música de la Vida (fragmentos)

¿Qué es lo que captamos como expresión principal de la vida en la belleza que observamos en torno nuestro? Se trata del movimiento. En las líneas, en los colores, en los cambios de las estaciones, en el ascenso y descenso de las olas y mareas, en el viento, en la tormenta, en toda la belleza de la naturaleza hay un constante movimiento. Es el movimiento lo que ha originado el día y la noche, y el cambio de las estaciones; y este movimiento nos ha proporcionado la comprensión de lo que llamamos tiempo. No habría tiempo de otra manera, porque realmente sólo existe la eternidad; y esto nos enseña que todo lo que amamos y admiramos, observamos y entendemos, es la vida escondida detrás; y esta vida es nuestro Ser.

[... ] Cuando encontramos lo que nos atrae de esta belleza que vemos en todas las formas, entendemos que ello es precisamente su movimiento; en otras palabras la música. Todas las formas de la naturaleza, como por ejemplo las flores, están perfectamente formadas y coloreadas; los planetas y las estrellas, la tierra, todo da la idea de armonía, de música. Toda la naturaleza respira; no solamente las criaturas vivientes, sino toda la naturaleza; y es solamente nuestra tendencia a comparar aquello que parece vivo con lo que no lo parece tanto lo que nos hace olvidar que todos los seres y las cosas viven una vida perfecta. Y la señal de vida dada por esta belleza viviente es la música.

¿Qué hace danzar al alma del poeta? La música. ¿Qué hace que el pintor elabore hermosos cuadros y el músico cante bellas canciones? Es la inspiración que la belleza otorga....

Con respecto a lo que llamamos música en el lenguaje cotidiano, para mi, la arquitectura es música, la jardinería es música, el laboreo del campo es música, la pintura es música, la poesía es música... Entre todos los diferentes artes, el de la música ha sido considerado especialmente divino, ello se debe a que es la miniatura exacta de la ley que funciona a través de todo el universo. Por ejemplo, si nos estudiamos a nosotros mismos, encontramos que los latidos y el pulso del corazón, la inhalación y exhalación de la respiración, todo ello es resultado de un ritmo.

La vida depende del funcionamiento rítmico de todo el mecanismo del cuerpo. La respiración se manifiesta como voz, como palabra, como sonido; y el sonido es continuamente audible, tanto el interior como el exterior. Eso es la música; y ello nos enseña que la música existe tanto dentro como fuera de nosotros.

La música no solamente inspira el alma de los grandes músicos, sino también a todos los niños. En el mismo instante en que llegan al mundo comienzan a mover sus pequeños brazos y piernas con el ritmo de la música. Por tanto no resulta una exageración decir que la música es el lenguaje de la belleza; el lenguaje de aquel Uno a quien todos los seres aman.

Hay una leyenda muy conocida sobre la vida de Moisés. Cuenta que Moisés, estando en el Monte Sinaí, escuchó una orden divina que le decía: Muse ke, Moisés escucha; la revelación que así le llegó estaba cargada de tono y ritmo, y Moisés la denominó con el mismo nombre, música; y así es como se supone que se originó la palabra música. Los cantos y salmos de David se conocen desde siempre; su mensaje era transmitido en la forma de música. El Orfeo de la leyenda griega, el conocedor del misterio del tono, del ritmo, tenía, debido a este conocimiento, poder sobre las fuerzas ocultas de la naturaleza. Saraswati, la diosa hindú de la belleza y del conocimiento, siempre se representa con una vina. ¿Qué es lo que todo esto sugiere?, pues que toda armonía tiene en su esencia a la música. Además del encanto natural que la música posee, también tiene un atractivo mágico que puede ser experimentado incluso ahora. Parece como si la raza humana hubiera perdido una buena parte de la ciencia de la magia, pero si algo quedara de ella sería precisamente la música.

...

En nuestro mundo científico y material observamos un ejemplo similar. Antes de que una máquina o un mecanismo comience a funcionar debe hacer primero un ruido. Primero se hace audible y luego muestra su vida. Lo podemos ver en un barco, un aeroplano, un automóvil. Esta idea pertenece al misticismo del sonido. Antes de que un niño sea capaz de admirar el color o la forma ya disfruta del sonido. Si existe un arte que realmente pueda agradar a la persona de edad, es la música. Si hay algún arte que pueda recargar a la juventud con vida y entusiasmo, emoción y pasión, es la música. Si existe un arte con el cual una persona pueda expresar totalmente sus sentimientos y emociones, es la música. Al mismo tiempo es algo que confiere al hombre la fuerza y el poder de la actividad, la que hace que el soldado marche con el repiqueteo del tambor y el sonido de la trompeta. En las tradiciones del pasado se dice que en el Último Día habrá un sonido de trompetas anunciando la llegada del fin del mundo. Esto muestra como la música está conectada con el comienzo de la creación, con su continuidad y con su fin.

 

Hazrat Inayat Khan.

.

Photobucket